Economia
Martes 16 de Febrero de 2016

Pollack anunció un acuerdo con los buitres que litigan con una acción de clase colectiva

El monto acordado no se podrá saber hasta dentro de varias semanas. El acuerdo está sujeto a la derogación de las leyes "Cerrojo" y de "Pago Soberano" de parte del Congreso.

La Argentina alcanzó este martes un acuerdo con los fondos buitres que están nucleados en una demanda de "acción de clase" colectiva, anunció el mediador designado por el juez neoyorkino Thomas Griesa, Daniel Pollack.
"Estoy muy contento de informar que la República de Argentina ha llegado a un principio de acuerdo para resolver la demanda colectiva, pendiente ante el Honorable Thomas P. Griesa", expresó Pollack en un comunicado.
Las demandas colectivas son muy común en Estados Unidos, y se utilizan para resolver casos en donde existen muchos damnificados, por ejemplo, un siniestro o daño al consumidor, generado por un servicio público. Además de demandas individuales en estos 14 años de default, la Argentina enfrentó en el 2006, también ante Griesa, la aparición de una demanda colectiva, que tiene sentencia a favor de los damnificados, aunque restaba definir la cuantificación del daño.
A través de un comunicado, Pollack reveló que pese al acuerdo alcanzado, "el tamaño exacto de la clase", no se podrá saber con precisión hasta dentro de unas semanas. "El tamaño exacto de la clase no se conocerá durante varias semanas", agregó el mediador en referencia al monto en discusión.
Para poder definir la clase con precisión, Pollack indicó que se "requerirá que cada miembro potencial de la clase demuestre a la Corte que él o ella ha comprado bonos y las ha mantenido en su poder desde el año 2006 a la fecha", según los términos del fallo de la acción colectiva.
Los bonos de la clase en cuestión vencieron en el 2004 y pagaban un interés de 9,25% en dolares, precisaron fuentes relacionadas con la causa.
En cuanto a lo pactado por Argentina y los holdouts, el acuerdo se ajusta dentro de los valores numéricos de la propuesta públicamente emitida por la Argentina el 5 de febrero, y exige el pago del 100% del principal y el 50% de los intereses sobre el capital para cada miembro de la clase", precisa el comunicado de Pollack.
Como en los casos anteriores, Pollack aclaró que el acuerdo está sujeto a la derogación de las leyes "Cerrojo" y de "Pago Soberano" de parte del Congreso, y el levantamiento de la medida cautelar dispuesta en su momento por el juez Griesa.
Este acuerdo se da dentro de los plazos estipulados por el Gobierno argentino que, luego de haber mantenido intensas negociaciones en el despacho de Pollack con los fondos buitre y otros holdouts, presentó finalmente una oferta el pasado 5 de febrero, que tenía un plazo más favorable a los holdouts para el ingreso hasta el 19 del mismo mes.
Hay una oferta específica para los que tiene fallo "pari passu", y para los que no lo tienen. Para los primeros, se ofreció una quitas de aproximadamente el 25% de la sentencia, en efectivo, y en monto total la Argentina pagaría en conjunto unos 6500 millones de dólares. Existe una variante mínima para quienes no tengan sentencia pari passu hasta del 1 de febrero, el día que comenzaron las negociaciones, a la vez que existe un premio de un descuento menor si se ingresa a la oferta antes del 19 de febrero.
Por otro lado, para quienes no tienen fallo pari passu, como los bonistas italianos, o los de la acción de clase que alcanzaron un acuerdo este martes, se ofrece en total el equivalente al 150% del capital.
En tanto, también se conoció que Griesa accedió al pedido de los fondos buitre y extendió hasta el viernes el día para que presenten su respuesta a la moción de Argentina que busca levantar la medida judicial que le impide al país cancelar deuda con sus bonistas reestructurados, a la vez que concedió al fondos de Paul Singer, NML, su pedido de que se realice un audiencia.
Sobre este último punto, aún no hay una fecha determinada, según indicaron a Télam, desde la secretaría el despacho de Griesa.
Griesa otorgó "un día y tres horas más" de plazo, para que los litiangantes justifiquen "por qué no debería levantar la medida" cautelar que desde el 2014 impide al gobierno cancelar deuda con sus tenedores de títulos reestructurados, y en consecuencia, le impide salir a los mercados.
NML es, junto con Aurelius, uno de los cuatro holdouts principales que no se sumaron aún a la oferta, que sí fue aceptada por EM, el fondo del magnate Kenneth Dart. La semana pasada, los representantes de las partes mantuvieron "intensas discusiones" en Nueva York junto con el mediador asignado al caso, Daniel Pollack, aunque no lograron arribar a un acuerdo, y Aurelius en particular, se mostró muy duro contra la oferta argentina.
Fuente: Télam

Comentarios