Bordet
Martes 29 de Agosto de 2017

Ya promulgada la lista, Calucho Cresto y Alasino piden a Barreto

Los dirigentes concordienses dicen que los votos del kirchnerista irían a otra lista en octubre

Pese a que la Junta Electoral del Frente Justicialista Somos Entre Ríos ya proclamó la lista de los candidatos a diputados nacionales que competirá por ese espacio el 22 de octubre, ayer algunos dirigentes salieron a cuestionar la decisión, proponiendo la inclusión, mediante un acuerdo político, del primer candidato de la lista 10 en las primarias, el kirchnerista Jorge Barreto.

Esa fue la postura que sostuvieron ayer el exintendente de Concordia Juan Carlos Cresto y el exsenador nacional Augusto Alasino.

Tal vez un dato que sirva para interpretar la situación es considerar que ninguno de los dos es kirchnerista, o barretista. Alasino es abiertamente anti K y Calucho Cresto mantuvo una postura distante del kirchnerismo. Los dos justificaron su planteo en que resulta necesario sumar al dirigente de Santa Elena para las elecciones generales.

La lista de Barreto tuvo el 15% de los votos en la interna y no accedió a la integración por la minoría. Cresto contó en Radio Ciudadana -que es la radio de la Municipalidad de Concordia- que el Consejo Departamental de Concordia se declaró en asamblea permanente hasta el día de las elecciones porque existe un estado de disconformidad con la lista N° 2, que luego de ganar la interna pasó a ser la lista del Frente Justicialista Entrerriano.

En ese tren de ideas, Cresto reclamó que den un paso al costado el primer candidato, Juan José Bahillo, por haber sacado menos votos que Cambiemos en las primarias en Gualeguaychú. También reclamó que sea removido el bustista Gustavo Zavallo porque nunca ganó una elección en Viale. "Creo que es de Viale", acotó.

El exintendente concordiense excluyó a su hija, Mayda, de los cuestionamientos. La actual titular del Inaubepro es la segunda candidata, y si lo sacan a Bahillo, pasaría a ocupar el primer lugar. El dirigente -padre del actual intendente y de la titular del Inaubepro y a la vez candidata a diputada nacional- consideró que de no seguir su consejo, el justicialismo camina a la derrota en octubre. "Creo que es un error político no incorporarlo. Es preocupante cómo se está conduciendo el partido a nivel provincial", señaló. Y luego puso en duda que la conducción del justicialismo quiera ganar realmente la elección, apuntándole al gobernador Bordet.

Tras la difusión de estos dichos, el justicialismo fue campo fértil para las especulaciones y análisis. Por un lado hubo quienes se preguntaron con qué certeza se puede asegurar que estando Barreto en la lista hay garantías de un triunfo. Al fin de cuentas, sumando sus 50.948 votos el Frente Justicialista igual tuvo menos sufragios que Cambiemos en las elecciones primarias.

Otros apuntaron a la conducta del “clan Cresto” como algunos lo denominan. Indicaron que por estar en el segundo lugar, Mayda Cresto accederá sí o sí a una banca, y que con ese tema ya resuelto, Calucho se convierte en la punta de lanza del crestismo para diferenciarse paulatinamente de Bordet. “Calucho y el hijo juegan al policía malo y al policía bueno”, razonó un funcionario con varios años de interna peronista.

El otro que sostuvo la misma postura fue Alasino. Según el Choclo, el problema “es que la lista 2 es anti Cristina y Barreto es pro Cristina”. Entendió que eso “ se arregla después en Entre Ríos. Ahora hay que ganar la elección. Yo me meto porque creo que hay que ganar”, dijo.

El razonamiento de los veteranos dirigentes supone que los votantes de Barreto no apoyarán a la lista ganadora y que entonces la derrota preanunciada en las primarias sería mucho mayor en octubre. Lo contrario se entiende desde el oficialismo en cuanto a que la posibilidad de amplia participación en la interna (en la que compitieron 10 listas) fue la contención política necesaria para garantizar aquello de que el que gana conduce (se postula) y el que pierde acompaña.

Si el razonamiento de Cresto y Alasino es certero, habría que pensar hacía donde irán los votos de la lista de Barreto. Resulta difícil pensar que irán a apoyar al macrismo. Y también difícil es suponer que apoyarán al massista Emilio Martínez Garbino, siendo que al bustista Zavallo lo rechazan por la misma razón. En la izquierda se frotan las manos entonces.

Comentarios