Paritarias
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Critican la paritaria"restringida"

El gremio específico de los trabajadores de la salud pública cuestionó la postura de la Provincia de reducir la discusión paritaria a UPCN y ATE. Sostuvo viola la legislación vigente. Otros sectores gremiales comparten esa visión

El Sindicato Único de Trabajadores de la Salud de Entre Ríos (Sutser) denunció la discriminación de la cual es objeto por parte del gobierno provincial en la convocatoria de la discusión paritaria sectorial y reclamó que las autoridades provinciales dejen de incumplir la legislación que rige en la materia. El planteo enfoca un aspecto reiteradamente cuestionado de la postura asumida de varias administraciones provinciales de solo reconocer a ATE y a UPCN, en el marco de una definición gremial y política.


A través de un escrito, la entidad gremial que encabeza Fabiana Arquiel sostuvo que tanto la Ley provincial Nº 9.755 (Estatuto del Empleo Público) como el Decreto Nº 2.217 de 2012 y su Anexo, reglamentan el proceso de negociación colectiva en el sector público en Entre Ríos y analizó lo ocurrido especialmente con la paritaria de Salud, que se retomó la semana pasada.


"Desde el punto de vista gremial, los sindicatos con personerías gremiales que representan a los empleados del Estado provincial son ATE y UPCN, titulares de personerías gremiales nacionales. Pero no son los únicos, aunque pareciera que sí para las autoridades competentes en cuyos ámbitos se desarrolla el proceso negociador, ya que todo el proceso pasa únicamente por ellos", se señaló desde el Sutser.


En ese sentido se explicó que el Anexo al Decreto Nº 2.217 dispone en su artículo 1 que la autoridad de aplicación en la negociación y concertación de la convención colectiva de trabajo del sector público será el Ministerio de Trabajo de la Provincia (hoy Secretaría de Trabajo), y en su artículo 2 dispone que la representación de los agentes públicos será ejercida durante el primer año desde la primera constitución de la Comisión Negociadora, por la UPCN y la ATE, en un total de tres representantes por cada entidad gremial y seis representantes por el sector estatal. La norma establece que luego de un año, la comisión paritaria se conformará con 10 miembros.


"Hasta aquí el marco normativo, a partir del cual se desarrolla en la provincia el proceso negocial colectivo, absolutamente monopolizado por los señalados sindicatos con personerías gremiales nacionales. Son ambos sindicatos los que se arrogan la representación de todos los colectivos de trabajadores del Estado provincial, excepción hecha de los docentes", se señaló desde el Sutser.


"Siendo así, no hay lugar para los que denominamos sindicatos específicos, es decir aquellos representativos de determinados colectivos de trabajadores, por ejemplo, de los del sector salud", se agregó en el documento.


La negociación colectiva pasa por ambos sindicatos, y el Estado provincial no convoca a ninguna otra entidad a negociar, sabiendo que existen organizaciones con personería gremial (o aún sin ella), que deben ser convocados a negociar, se remarcó desde el gremio de la Salud. "La indebida exclusión de los sindicatos que nuclean a sectores de empleados públicos constituye una fenomenal discriminación que las autoridades parecen no advertir", indicó el gremio.


También se marcó que la ausencia de personería gremial no constituye un elemento suficiente para excluir del proceso negociador a los sindicatos que no la detentan. El artículo 9 del Anexo al Decreto Nº 2.217 dispone: "Los preceptos de la Ley Nº 9.755, modificada por la 9.811; de la Ley 9.624; y del presente decreto, se interpretarán de conformidad con el Convenio 154 de la Organización Internacional de Trabajo sobre fomento de la negociación colectiva, ratificado por la Ley de la Nación Nº 23.544 y subsidiariamente por los principios de la Nº 24.185".


En este sentido, fomentar la negociación colectiva implica "abrirla a todos los representantes de los trabajadores a quienes alcanzarán sus efectos; es decir, todo lo contrario a la restricción que impera en la Provincia, con la exclusión de los sindicatos que nuclean a determinados colectivos de trabajadores. De esta forma, se incumple el texto de la ley. No se fomenta la negociación colectiva, se la restringe, reconociéndose únicamente a los mencionados sindicatos la capacidad negocial", se señaló.



En el ámbito de la salud pública



Como consecuencia de este accionar estatal en el ámbito de la salud pública los dos sindicatos mencionados (ATE y UPCN) monopolizan todos los acuerdos, la negociación salarial, las paritarias sectoriales y solo ellos integran las comisiones de suplentes de los hospitales públicos.


"No hay espacio para otras entidades gremiales, aunque estas representen a distintos colectivos involucrados en el proceso negociador, y a quienes luego los alcanzan los acuerdos que se logren. Y ninguna autoridad, en el límite de sus competencias, ha sido capaz hasta ahora de poner sensatez en este asunto, ante un silencio cómplice que todo lo desvirtúa, consumándose una grosera violación a la ley", precisó el escrito que también citó fallos de la Corte Suprema de Justicia que reconocen este derecho.



No mas discriminación



"No hay ya más lugar para la discriminación a los sindicatos que nuclean a determinados colectivos de trabajadores, y no existe razón legal para que las personerías gremiales nacionales, que detentan los dos sindicatos que monopolizan la negociación, avasallen las personerías gremiales de ámbito provincial que detentan los sindicatos específicos", resumió el Sutser.


Tras criticar otros "desatinos", como que a la convocatoria no la hace Trabajo, sino el Ministerio de Economía, se preguntó: "¿Dónde está escrito que solo aquellos dos sindicatos deban ejercer la representación de todos los empleados públicos y que los acuerdos que alcancen deban ser obligatorios para todos, incluso a aquellos representados por otras entidades sindicales?"


Desde el gremio se explicó que la negociación es un proceso, continuo, permanente, y que mal se recurre a ella solo cuando se evidencia el conflicto por una mejora de salarios –reclamo absolutamente legítimo-, y bajo los acotados plazos de una conciliación obligatoria dictada por la autoridad laboral. "Lo que existe en la administración pública (tanto provincial como municipal) es un remedo de negociación", lamentó la conducción del Sutser.


"Abrigamos la esperanza de que comiencen a corregirse los desacertados rumbos en el proceso negociador en la provincia, abriendo la negociación a todos los sindicatos, en pos de alcanzar una auténtica, una real participación y una amplia defensa de los intereses de los trabajadores", se señaló finalmente.


***
Cambios a la Ley de Enfermería



La Comisión de Salud del Senado había convocado para hoy a una instancia de discusión sobre los cambios que se realizarán al proyecto de Ley de Enfermería que tiene media sanción de Diputados. La reunión se suspendió, sin confirmación de una nueva fecha.

Estaban convocados la Asociación Trabajadores del Estado, la Unión Personal Civil de la Nación, al Sindicato Único de Trabajadores de Salud de Entre Ríos, la Asociación de Enfermería de Entre Ríos y profesionales de la enfermería del sector público y la ministra de Salud, Sonia Velázquez.


Comentarios