Pais
Jueves 16 de Abril de 2015

Policías no podrán usar celulares

La provincia de Buenos Aires dispuso prohibir el uso de dispositivos electrónicos para no distraerse en el trabajo. 

El ministro de Seguridad, Alejandro Granados, decidió prohibir el uso de celulares, ipad y otros dispositivos electrónicos a los agentes de la fuerza cuando están en servicio, con el fin de mejorar la prestación del trabajo que se brinda a la población.

El texto de la Resolución Nº 335 que se publicó ayer en el boletín informativo de la fuerza es claro: “la utilización de telefonía celular o dispositivos de audio, no provistos institucionalmente, resulta no solo en un déficit de atención en la prevención y represión de delitos y contravenciones, sino que incrementa los riesgos propios de las funciones que estos desempeñan”.

Se encomendó a los jefes de cada dependencia a que se encarguen de controlar que los oficiales que salen a patrullar solo tengan entre sus pertrechos, el “Handy” que provee la institución.

La medida será de cumplimiento inmediato. Entre algunos integrantes de la fuerza provocó sorpresa.

La gestión de Granados combina porciones parejas de cal y arena en sus decisiones. Ayer, se conoció una a favor de los agentes “de calle”: se resolvió el ascenso masivo del personal que tiene al menos tres años en el mismo cargo y eso representa incrementos de entre 800 y 1.500 pesos para las jerarquías más bajas de la fuerza.

La resolución establece además que los uniformados tampoco podrán escuchar música durante su horario de trabajo. La medida señala que “conforme lo establece la legislación, el personal policial tiene derecho a que se adopten las medidas de seguridad laboral que lo protejan de los riesgos propios de cada tarea”.

“En dicho contexto, la utilización de telefonía celular o dispositivos de audio, no provistos institucionalmente, por parte del personal policial durante el servicio resulta no solo en un déficit de atención en la prevención y represión de delitos y contravenciones, sino que incrementa los riesgos propios de las funciones que desempeñan”, añade.


Más provincias

Cuatro provincias argentinas se sumaron a la iniciativa de prohibir el uso de teléfonos celulares para los efectivos policiales mientras cumplen su horario de trabajo. La medida fue recientemente aprobada en La Rioja, que se acopla a Catamarca, Salta y Córdoba, que hace un tiempo la habían implementado.

Al respecto, el jefe de la fuerza provincial riojana, Luis Paéz, destacó: “Cuando llegan a trabajar deben dejar su celular en la comisaría donde cumplen tareas, y al finalizar la jornada laboral y quedar de franco lo recuperan”.

Además, Páez resaltó: “Nuestro gobierno riojano busca que el personal policial esté atento, predispuesto, proactivo y presto a anticiparse a la comisión de una contravención, delito o motín, y consideramos que el teléfono conspira contra ello”.

Esta medida, tiene el visto bueno del Ministerio de Justicia riojano ya que se considera que el uso de los celulares “provoca falta de atención y es signo de desinterés y falta de compromiso con la tarea de vigilancia”.

Esta disposición se encuentra efectiva desde fines de marzo y alcanza a policías y a efectivos del Servicio Penitenciario que cumplen tareas.

 

Comentarios