Violencia
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Una mujer fue condenada por maltratar y lesionar a su hijo de 4 meses

La progenitora cumplirá una pena condicional. Se estableció que ella era víctima de violencia. El padre del nene está en prisión desde marzo

En un contexto de vulnerabilidad total, que incluyó el consumo de estupefacientes y alcohol, un chico de 4 meses fue maltratado por su padres, hoy condenados.

El bebé padeció una lesión craneal que le provocó daños neurológicos. Las graves heridas fueron provocadas por su papá, Cristian Tinta, quien en marzo aceptó en juicio abreviado purgar 13 años de prisión efectiva por el intento de homicidio ocurrido en agosto de 2016.


En el proceso se logró probar que Tinta no solo atacó a su hijo, sino que también sometía física y psicológicamente a su pareja y madre del niño, Julia Estefanía Melgarejo.


Si bien la mujer en un primer momento se declaró inocente, la Fiscalía logró determinar que Melgarejo fue responsable, junto a Tinta, de una fractura en el húmero del bebé. Esta lesión, según refirieron los médicos, sucedió el jueves 30 de junio de 2016, un mes antes, aproximadamente, al hecho más grave que aconteció el 3 de agosto de ese año (Ver El llanto que molestó a Tinta). El delito que se le endilgó fue Lesiones graves, agravadas por el vínculo.

Melgarejo, quien estuvo detenida con prisión preventiva en la Unidad Penal N° 6 hasta esta semana, contó ante los equipos técnicos que era víctima de un feroz y violento sometimiento por parte de Tinta, quien en la actualidad está alojado en la Unidad Penal Nº 6 de Rawson, en Chubut.

Se pudo comprobar por medio de testimonios y de pericias psicológicas y psiquiátricas, y la intervención de organismos públicos de asistencia a mujeres, que Melgarejo no podía hacer nada ante los ataques de Tinta. Es más, se estableció que en el hecho imputado a su expareja, que casi le cuesta la vida al bebé, ella no tuvo participación, porque cuando sucedió estaba en el hospital en un control médico, tal como lo refirieron testigos que trasladaron al hombre y a la criatura al nosocomio.
El juez de Garantías Humberto Franchi aceptó el acuerdo presentado por el fiscal Santiago Brugo y la defensora Fernanda Álvarez.

Tal cual adelantó UNO en su edición del lunes, Melgarejo fue condenada a la pena de tres años de prisión condicional, por lo que quedó en libertad tras casi un año presa. Además se le impuso que por el tiempo que dure la condena debe abstenerse de mantener contacto con su hijo, pero si eventualmente sucede deberá ocurrir por la sede que corresponda a los efectos de restablecer el vínculo con este. También se ordenó la continuidad del tratamiento psicológico que viene realizando y abstenerse de consumir alcohol o drogas en la vía pública.

El llanto que molestó a Tinta

El hecho que se le atribuyó a Tinta consistió en que "con anterioridad a las 13.20 del 3 de agosto de 2016, en el interior de la vivienda sita en calle Valentín Denis s/nº de barrio Cáritas Nuevo de Paraná, Tinta intentó darle muerte a su hijo porque lloraba sin parar mediante reiterados maltratos físicos, consistentes en movimientos bruscos y sacudidas violentas, por lo que el niño fue internado en el hospital San Roque donde se constató que presentaba hemorragia subdural crónica bilateral, hemorragia subdural aguda, y hemorragias retinianas en ambos ojos".

Comentarios