Caso Julio Trossero
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Un imputado por el crimen del tambero arrestado en su casa

Martín Olmos sigue detenido, pero en la ciudad de Viale. Su defensa sostiene que es inocente



Los vecinos no creen en lo que dice la Policía sobre que el caso está esclarecido. Por eso salen a la calle y exigen que el fiscal Gervasio Labriola investigue en profundidad el asesinato y logre encarcelar a los autores del homicidio.


Según la Policía, Rodrigo Leiva confesó ante el fiscal haber estado en la casa de Trossero la noche del crimen, pero dijo que él no lo golpeó. La responsabilidad del asesinato se la endilgó a Olmos, quien aseguró ante el fiscal que no sabía de qué le hablaban. En ese orden, la defensa a cargo de José Barbagelata presentó testigos y pidió el secuestro de los registros fílmicos de Viale para demostrar que el muchacho de 28 años no salió de la ciudad la noche previa a las elecciones primarias.


tAMBERO (1).jpeg
Marcha. Los vecinos volvieron a salir a las calles en Seguí. 
Marcha. Los vecinos volvieron a salir a las calles en Seguí.
tAMBERO (2).jpeg


Tanto Olmos como Leiva cumplen preventiva de 45 días, medida coercitiva que vence a mediados de octubre. Mientras que Leiva seguirá alojado en la Unidad Penal N° 1 de Paraná, Olmos ya está en su casa, de la cual no podrá salir sin autorización de la Justicia. Barbagelata logró una morigeración de la medida preventiva. Ahora la defensa irá por la libertad absoluta, ya que entiende que no hay pruebas para tener vinculado al caso a Olmos. El crimen de Trossero ocurrió cuando estaba junto a su madre, María Kriger, de 53 años, en el tambo familiar ubicado a la vera de la ruta provincial. Según la mujer, única sobreviviente del ataque, dos personas no identificadas entraron a la propiedad alrededor de las 21 del sábado y se fueron una hora después. Ella dijo que fue atada y su hijo golpeado en la cabeza, lesión que el lunes le provocaría la muerte.


Una hipótesis del hecho es que Leiva, quien confesó que estuvo, fue junto a otro hombre a tratar de robarle la plata a los Trossero de una supuesta venta que no habían realizado. Leiva fue juzgado en 2014 y absuelto por el asesinato de Hugo Krieger ocurrido en julio de 2010 en la localidad de Seguí. Mientras que Olmos no ha sido juzgado por ningún crimen.



***
Pueblo movilizado


Después de las denuncias de amenaza para que cesen las marchas pidiendo Justicia por Julio Trossero, en la localidad ubicada a unos 60 kilómetros al sureste de la capital provincial, los vecinos continúan movilizándose en Seguí. Otra vez fueron a la comisaría. Todos quieren convivir en paz y exigen que el Poder Judicial detenga y condene a los autores del asesinato de Trossero.


Comentarios