Juicio
Martes 05 de Septiembre de 2017

Testigos dejaron bien parada a la vieja guardia de Sergio Montiel

"A ningún agente se le pagaba dos veces", dijo la contadora que dirigía Administración Social. Hoy continuará el debate en Paraná

El excontador general de la Provincia Adolfo Blejer, la exencargada de personal en la Dirección de Trabajo Ana María Leite de Cuestas y la exdirectora de Administración del Ministerio de Acción Social María Soledad Correa fueron los testigos de la segunda jornada del juicio a los exministros de Acción Social y de Gobierno durante el gobierno de la Alianza en Entre Ríos Rubén Villaverde y Enrique Carbó procesados por los delitos de Defraudación a la Administración Pública y Falsedad Ideológica tras haber designado personal en planta permanente con decretos antedatados. Todos los deponentes, ya sea por demostrar poca precisión de los hechos o por complicar la tesis acusatoria, dejaron más aliviada la situación de la vieja guardia del caudillo radical.

La testigo Correa contó acerca de su trabajo en el manejo de expedientes e ilustró sobre el procedimiento empleado en materia de designaciones, en el relato más contundente de la jornada. Ante una consulta reconoció que el área a su cargo no recibió el expediente cuestionado en el debate, ya que en todo caso la función del organismo era prever la disponibilidad de vacantes. A pedido del presidente del tribunal, Alejandro Grippo, la mujer debió responder en relación a un informe de su autoría que en la etapa de instrucción había requerido el juez Héctor Toloy. El mismo pretendía conocer la modalidad de designación de personal, aunque en la audiencia la exfuncionaria aclaró que no había recibido ningún pedido de Diego Valiero (que se desempeñaba en la Contaduría General) sobre el planteo. Desde el cargo que ocupaba, Correa autorizó el descuento a las personas designadas en planta permanente que seguían cobrando haberes por contratos de servicios anteriores, un acto administrativo que había sido avalado por Villaverde.

De la misma manera, Correa ante una consulta del tribunal reveló que cuando se detectaba esta irregularidad "pasaba mucho tiempo" poder ejecutar el descuento por la misma burocracia de la administración pública. "A ningún agente se le pagaba dos veces el sueldo", respondió frente a una pregunta de la defensa del exministro Carbó. Además puntualizó que podía pasar mucho tiempo entre la designación y la liquidación del salario de un agente, teniendo en cuenta que cuando se formalizaba un contrato había otras dependencias que no eran informadas. Dijo que era probable que se hayan dado casos de agentes que cobraron doble salario, pero que cuando el "error" era detectado se procedía a corregirlo ejecutando los descuentos correspondientes.

En el final de la testimonial, la defensora Fernanda Tardelli le preguntó a Correa si recordaba cuántos decretos de nombramiento se realizaron mientras dirigía Acción Social. "Habrán sido dos o tres", deslizó.

Reconoció solo cuatro casos
Los otros dos testigos admitieron tener un registro muy vago sobre los hechos ocurridos entre 2001 y 2002, en la última gestión del radical Sergio Montiel. Ana María Leite de Cuestas, que había sido encargada de personal en la Dirección de Trabajo, debió reconocer a pedido de la fiscal la nómina de los 16 agentes contratados supuestamente en forma irregular . La exfuncionaria solo dijo conocer a seis: Patricia Ester Montiel, Alloati, Krieger (fallecida), Borro, Odiard, y Arduin.

La declaración de menor peso estuvo protagonizada por el contador Adolfo Blejer, excontador general de la Provincia, y que en todo momento manifestó no recordar sobre los procedimientos aplicados para designar personal y la mecánica de las liquidaciones de sueldo.

Comentarios