Juicio
Miércoles 30 de Agosto de 2017

Tensión: por la absolución de Goró se produjeron incidentes dentro del salón de audiencias

El tribunal absolvió al preso imputado por el crimen de Joaquín Duarte por entender que no quedó debidamente acreditada la acusación de la fiscalía. La viuda del reo asesinado intentó agredir a Goró en medio de forcejeos.


Duarte fue encontrado sin vida, ahorcado el 3 de junio de 2014 en la celda denominada La Pajarera, donde estaba alojado junto a Jorge Goró.

Una vez concluido el juicio, se avanzó en los alegatos donde la fiscal Carolina Castagno, y los querellantes José Iparraguirre y Lenardo Kunzi, reclamaron la pena de 20 años de prisión para Goró por entender que estaba acreditada el homicidio de la víctima. Distinta fue la postura del defensor Guillermo Retamar, que reclamó la absolución.

Beneficio de la duda
En la larga exposición del adelanto de sentencia, el vocal Cotorruelo comenzó a marcar porqué el tribunal entendió que Goró no podía ser condenado. Recordó los testimonios de los peritos forenses que no fueron contundentes a la hora de marcar las causas del deceso, en más diferenció sus comentarios sobre la hora en que se produjo la muerte.
Cotorruelo también consideró creíble los dichos de Daniel "Gato" Molina, quién en ese entonces se encontraba preso, cercano a La Pajarera. Consideró el magistrado que Molina dio detalles que marcaron que Goró no lo habría asesinado.

Sumado esto a las faltas de contundencias de pruebas para acreditar el crimen a manos de Goró, es que informó que se lo declaraba inocente por el beneficio de la duda.


Enojo y gritos
Al conocer el veredicto, Goró se paró y abrazó a su abogado defensor y cuando el personal policial comenzaba con el operativo de esposarlo para trasladarlo nuevamente a la Alcaidía, la viuda de Duarte y otro familiar comenzaron a gritar reclamando por el crimen sin aclarar.
Todas las acusaciones fueron dirigidas a Goró quién fue rodeado por uniformados para que no fuera agredido. Así y todo las exteriorizaciones de enojo continuaron con frases como: "Vos sabés qué pasó, vos sabés quién lo mató, hablá no te calles".

La respuesta del preso fue directa: "Yo estaba durmiendo, no tuve nada que ver, me quisieron colgar este muerto y yo no hice nada".

En medio del tumulto, hubo más llantos y reclamos, hasta que finalmente el preso declarado inocente fue llevado a la parte inferior del edificio de tribunales.

Comentarios