Policiales
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Sigue la tensión por balaceras en el barrio Radar tras el crimen de un vecino

Por el asesinato de Hugo Rodríguez, se profundizaron las situaciones de violencia en el sector aledaño al aeropuerto de Paraná. Por el crimen no logran ubicar a los dos sospechosos. Hoy se detuvo a un vecino por los incidentes.

La División Homicidios profundizó la búsqueda de los dos sospechosos que en la noche del sábado asesinaron a Hugo Rodríguez en el barrio El Radar, en la zona sur de Paraná. Hasta la tarde del domingo no hubo mayores novedades de los prófugos, lo que si determinó la intervención de los grupos especiales, fueron nuevos hechos de violencia entre los grupos en pugna. Por ello se produjo la detención de un vecino.
Tal como informó UNO, por el enfrentamiento de familias en la zona de cortada 860 en el barrio El Radar, se produjo el asesinato de Hugo Rodríguez de 19 años. El joven fue ultimado a tiros tras un violento cruce entre los grupos en pugna.
Por el aporte de testigos, se acusó del homicidio a un adolescente de 16 años y otro muchacho de 31 de apellido Yanes quienes a partir del hecho de sangre se retiraron de sus viviendas en ese sector de Paraná que es aledaño al aeropuerto.
Con los datos recolectados por el personal de la División Homicidios, la fiscal Patricia Yedro emitió las órdenes de detención, trámite que hasta la noche de este domingo no se había podido cumplimentar por estar prófugos los dos sospechosos.
Pese a que hubo familiares de los dos acusados que intentaron negociar una entrega en la Alcaidía de tribunales, la situación no se produjo, por lo que se ampliaron los operativos con el fin de tratar de ubicarlos y detenerlos.
A los tiros
La víctima fue velada en esta jornada en el barrio Radar, (y que contaba con antecedentes policiales por formar parte del grupo denominado Los Calzones), pero en medio del dolor de los familiares, se escucharon detonaciones de armas de fuego. Ante esto, llegaron los grupos especiales que recorrieron el monte y localizaron a un vecino de 56 años tratando de escaparse al ver los uniformados.
El hombre estaba escondido detrás de los árboles y tras la detención del mismo, se supo que era oriundo del barrio Capiba. Al momento del incidente tenía en su poder un revolver calibre 32 y un cuchillo.
Tras el crimen de Rodríguez, hubo una sucesión de incidentes que terminó con un par de personas baleadas y tres viviendas incendiadas.

Comentarios