Accidente fatal
Viernes 05 de Mayo de 2017

Se determinó que la culpa de un accidente fatal fue de las víctimas

Una moto salió a la ruta 127 conducida por un menor, junto a su hermano, sin cascos ni luz trasera. Un camión la chocó y murió un joven

Una moto conducida por un adolescente de 16 años, sin licencia, acompañado por su hermano de 25, sin luz trasera y ambos sin cascos, salió a la ruta nacional 127, a las 5 del 19 de febrero de 2016, bajo una lluvia torrencial. Un cóctel de factores que determinaron la fatalidad. Un camión los embistió de atrás, a un kilómetro del acceso a la localidad de El Pingo, y falleció el acompañante, que iba a trabajar a una estación de servicios. El camionero había sido imputado por Homicidio culposo, pero las pericias accidentológicas y demás circunstancias del hecho llevaron a establecer que el hombre no tuvo la culpa, sino que el riesgo fue producido por las víctimas. Por lo tanto, ayer la Fiscalía y la defensa presentaron el pedido de sobreseimiento del trabajador del volante.


Alberto Hugo Rodríguez era el hombre que iba al mando del camión Renault interno 72 de la empresa Accion Energy. Hacía varias horas que el clima era complicado para andar en la ruta, pero justo en ese momento, alrededor de las 5.30, el diluvio dejaba una escasa visibilidad. De repente las luces delanteras del vehículo permitieron observar la moto que circulaba adelante suyo, pero no hubo tiempo para frenar y evitar el impacto. La arrastró unos 200 metros hasta que pudo detener la marcha. Murió en el acto el joven de 25 años que iba de acompañante en la moto Appia de 110 cc., Gabriel Giménez, en tanto que su hermano que conducía, de 16 años, resultó con fracturas. El menor llevaba al fallecido a trabajar a una estación de servicios ubicada en el empalme de la ruta 127 con la nacional 12.


Ayer por la tarde se realizó la audiencia donde el fiscal Gervasio Labriola explicó al juez de Garantías Mauricio Mayer las razones de la conclusión a la que arribaron junto al defensor Camilo Stratta. Por un lado, la pericia realizada por el personal de la División Accidentología Vial de la Policía y por otro el testimonio del adolescente sobreviviente al siniestro, así como el del camionero, establecieron que "lo que determinó el fallecimiento no resulta imputable a Rodríguez, ya que no infringió ninguna norma", por lo cual "el hecho es atribuible exclusivamente a las víctimas". Respecto de las condiciones del asfalto, se observó que estaba en "regulares condiciones", pero había mucha agua acumulada sobre la ruta.


En el lugar donde se produjo el choque la velocidad máxima permitida para la moto era de 110 y para el camión de 80 kilómetros por hora. Pero ninguno infringió esta prohibición, ya que según el motociclista iban a 50, y respecto del camión, el informe de la empresa Tranet SRL de monitoreo satelital indicó que iba a una velocidad inferior a la máxima permitida. A su vez, el informe químico indicó que el camionero no iba alcoholizado ni drogado.


"Las víctimas son las únicas responsables", se aseguró en el acuerdo presentado, por lo cual se pidió el sobreseimiento de Rodríguez. A su vez, se informó que además del acuerdo indemnizatorio con la aseguradora, los familiares de las víctimas expresaron que carecen de interés en la prosecución de la acción penal. Incluso contaron con el expreso y sincero pedido de disculpas por parte del camionero, que cargará con esta tragedia en su memoria.


Por otro lado, hoy se presentará en Tribunales otro acuerdo pero de juicio abreviado por otra tragedia vial. Se trata del accidente ocurrido el 14 de enero en la ruta nacional 12, en San Benito, donde un auto que iba a alta velocidad se incrustó detrás de un colectivo que estaba detenido en el semáforo. El conductor, Hugo Orlando Pérez, de 38 años, fue el único sobreviviente, en tanto que murieron Miguel Godoy de 50, y Eduardo Gauna de 57. Pérez acordó con el fiscal Álvaro Piérola cumplir tres años de prisión condicional.



Comentarios