Inseguridad
Miércoles 21 de Junio de 2017

Robo a contadora de Paraná: la empleada y su hijo están bajo sospecha

Se realizaron allanamientos en domicilios vinculados a la mujer que realiza tareas de limpieza en la casa de la profesional.

La investigación por el robo de una fuerte suma de dinero en efectivo a una contadora de Paraná en su domicilio llevó directamente a una empleada que trabaja en la casa como principal sospechosa del hecho, junto a su hijo.


Como informó UNO, la víctima vive en calle Jujuy, en la zona del Instituto Cristo Redentor. La semana pasada advirtió el faltante de 400.000 pesos (en moneda nacional y extranjera) que tenía guardados en una habitación y radicó la denuncia correspondiente.


El personal policial de la División Robos y Hurtos intervino en el caso, y de entrada les llamó la atención que ninguna abertura estaba dañada, y tampoco se había advertido ningún desorden en la vivienda. En principio se pensó que el o los ladrones podrían haber ingresado por el fondo, pero luego la pesquisa se fue orientando hacia otro lado.


Robo escribana.jpg


Ayer se realizaron dos allanamientos en domicilios vinculados a la empleada que realiza tareas de limpieza en la casa de la contadora. Uno es donde vive la mujer de 50 años junto a su pareja, y otra en la zona de Newbery y Caputo, donde una familia le había dado alojamiento durante un tiempo, quienes se sorprendieron ante la llegada de los uniformados. En la habitación donde la sospechosa y su hijo guardaban sus pertenencias encontraron una suma de dinero en pesos y dólares similar a la denunciada por la víctima.


La tenencia de semejante cantidad de plata es difícil de justificar con los ingresos de la sospechosa, aunque de todos modos la mujer ensayó una coartada. Alegó que es un dinero que le daba un hombre para quien ella trabajaba en el pasado, de quien a su vez recibió una indemnización tiempo después. Además, dijo que parte de ese dinero que cobró en pesos, su hijo lo cambiaba por dólares.


La versión tiene algunas contradicciones importantes con la versión relatada por su hijo, lo que genera más sospechas sobre el asunto.


Por ahora la Fiscalía dispuso el secuestro de la plata, así como de los celulares de la mujer y su hijo, cuyas pericias podrían arrojar novedades al respecto, como mensajes de texto elocuentes al hecho delictivo. Sería una prueba clave para vincular el dinero hallado al robo.


Se aclaró que la familia dueña de la casa donde se secuestró el dinero y otros elementos de interés para la causa no tiene nada que ver con el robo, y se lamentaban estar pasando por esta situación desagradable, en la que fueron involucrados, en principio, por la mujer a quien le dieron asilo cuando llegó desde la localidad de Piedras Blancas.

Comentarios