Paraná
Miércoles 23 de Agosto de 2017

Policías condenados por detención ilegal y golpiza

El juez Barbagelata Xavier homologó el acuerdo de prisión condicional para los efectivos de Paraná

Tal como lo habían aceptado en un juicio abreviado, dos policías fueron condenados ayer por su accionar violento en la Nochebuena de 2014 en Paraná. Sin causa alguna, detuvieron a un muchacho que compraba en un kiosco, lo golpearon y lo llevaron a la comisaría quinta. Cumplirán prisión condicional pero seguirán vistiendo el uniforme, aunque no podrán portar armas de fuego ni tener detenidos a su cargo.
Se trata de los policías Miguel Sebastián Suárez, de 33 años, y su colega Juan Manuel Córdoba, de 38, quienes reconocieron haber cometido el delito en la noche del 24 de diciembre de 2014.
Como ya informó UNO, cerca de las 22 fue detenido Iván Jesús Rafael Acosta, quien se encontraba en un kiosco ubicado a una cuadra de la vivienda de calle 141, donde vive su hermano Germán. Sin motivo resultó retirado del comercio, esposado y posteriormente golpeado por los funcionarios Córdoba y Suárez.


La Fiscalía determinó que Acosta fue cargado en el móvil Nº 1006 y golpeado por los imputados y otros efectivos policiales no identificados que viajaban en ese vehículo. También el joven padeció lesiones en el cuello y el rostro producto de que Córdoba le aplicó un culatazo con el arma reglamentaria tipo escopeta que llevaba. Posteriormente fue ingresado en la Alcaidía de la comisaría quinta, donde le dijeron que "no realizara denuncia, porque si lo hacía, la próxima vez que lo vieran en la calle lo iban a dejar peor".
Ayer por la mañana, el juez de Garantías Jorge Barbagelata Xavier homologó el acuerdo de juicio abreviado, en el cual los acusados confesaron los delitos de Vejaciones y Privación Ilegítima de la Libertad Agravada por la condición de funcionario público en concurso real con Falso Testimonio.
De este modo, el magistrado confirmó en la sentencia que Suárez cumplirá una pena de un año y seis meses de prisión condicional e inhabilitación especial parcial por tres años para llevar armas de fuego y tener a cargo personas detenidas; en tanto Córdoba cumplirá una condena de dos años condicional e inhabilitación por cuatro años para llevar armas y tener a cargo detenidos. Además tendrán que realizar un curso de concientización en materia de Derechos Humanos por el término que dure el mismo, y realizar tareas comunitarias.


Comentarios