Accidente fatal
Jueves 20 de Abril de 2017

Pidieron condena para De Giusto

El juez del Tribunal de Juicio y Apelaciones, Pablo Vírgala, decidirá si Maximiliano De Giusto, acusado de la muerte de seis personas en un accidente de tránsito, cumple una pena de prisión efectiva o condicional. Es que tanto la acusación privada como pública coincidieron con la defensa en la responsabilidad del acusado en el siniestro vial ocurrido el 28 de enero de 2012 en la ruta nacional 12 en cercanías del acceso a El Palenque.
Los querellantes, tanto por la familia Restano como Zaragoza, coincidieron en solicitar una pena de cuatro años y ocho meses de prisión efectiva para De Giusto. Tanto Marcos Rodríguez Allende como Iván Vernango sostuvieron que el conductor iba alcoholizado y excedido en la velocidad cuando circulaba en su Mitsubishi L200 3.2. Además ambos acusadores pidieron que se inhabilite para conducir al joven de 27 años por el doble de la pena a imponer.
La Fiscalía a cargo de Rafael Cotorruelo exigió una pena menor: cuatro años de cárcel y el doble de inhabilitación para conducir. Todos los acusadores fundamentaron su alegato en la declaración del perito en Accidentología Vial de la Policía de Entre Ríos, Leonardo Gabriel Sartore, quien volcó la responsabilidad del siniestro vial sobre De Giusto.
Según la Fiscalía, De Giusto se trasladaba en dirección este-oeste por el carril derecho de la ruta con un grado de etanol en sangre superior a 0,93 gramos por litro, a una velocidad no inferior a los 137,18 kilómetros por hora, lo que le impidió controlar debidamente su vehículo. Las pericias indican que la camioneta se subió arriba del Duna y luego lo despidió.
Para la defensa a cargo de Miguel Ángel Cullen y Lisandra Leonard Landra, la responsabilidad del accidente fue el mal ingreso del Duna a la ruta, la falta de condiciones del vehículo para circular y el exceso de carga. Cullen dijo que a De Giusto hay que condenarlo, pero a dos años y seis meses de prisión condicional. Aseguró que el médico (José Mario Miser, ya fallecido) que atendió al acusado no notó signos de ebriedad. El defensor afirmó que De Giusto se encontró en la ruta con un obstáculo insalvable por la baja velocidad y la carga que llevaba el Duna.

Comentarios