Detenido
Miércoles 23 de Agosto de 2017

Nuevas medidas por la muerte dudosa de Diego Poletti

El juez Pablo Zoff decidió que el caso del joven que apareció ahorcado en un campo de María Grande, no sea archivado. Las sospechas recaen sobre la policía.

Todavía quedan cientos de causas que se iniciaron durante el anterior sistema procesal penal en Paraná en los juzgados de Transición. Muchas de ellas están paralizadas hace años, sin evidencias que permitan avanzarlas hacia un juicio. Por esto, muchas serán enviadas directo al archivo. Pero no es lo que ocurrirá con la muerte de Diego Poletti, el joven que fue encontrado sin vida el 18 de octubre de 2008 en un camino vecinal ubicado en la zona de la Estancia Jaroslavsky, a unos 12 kilómetros de la localidad de María Grande.

La comisaría local estuvo siempre bajo sospecha, ya que el fallecido había sido detenido unas horas antes.

El cuerpo de Poletti estaba colgado de un árbol con una soga al cuello. Pero la familia del joven asegura que no fue ese el lugar donde murió. Las dudas de que se trató de un suicidio permanecen, pero de lo que están seguros es que el lugar donde se produjo la muerte no fue en ese campo, sino en la comisaría de María Grande.

La causa está en el Juzgado de Transición a cargo de Pablo Zoff, quien decidió que no sea archivada, sino que permanezca abierta hasta el momento de la prescripción, que son 12 años, de los cuales ya corrieron casi nueve. Además, se supo que el expediente mostrará avances en las próximas semanas, ya que se producirán nuevas medidas importantes para lograr el posible esclarecimiento de la tragedia.

Aquel día Diego había estado discutiendo con su padre y ambos tenían carácter muy fuerte. Cuando llegó la hermana, al ver esa situación, llamó a la comisaría para que lo trataran de calmar. Los policías se lo llevaron la noche del 14 de octubre de 2008 a las 21. Esa fue la última vez que se lo vio con vida. Luego se lo encontró muerto a 12 kilómetros de María Grande, colgado de un árbol. Algo que siempre le llamó la atención a la familia, que está como querellante en la causa con el abogado Rubén Pagliotto e Iván Vernengo, es que en la comisaría no figura el ingreso de Diego. Pero nadie lo inscribió en el libro de ingreso de detenidos. Además se lo llevaron alcoholizado y con una profunda crisis de nervios, en esos casos siempre se debe llamar al médico policial, que tampoco se hizo.

Una media y un cordón
La autopsia al cuerpo de Poletti arrojó que el surco de ahorcamiento en el cuello es compatible con un cordón que tenía atado a una media que es la que tenía alrededor del cuello. Sin embargo, en la fotografía de Criminalística aparece que estaba ahorcado con una media, no con un cordón. Esto consolidó las sospechas de que al menos el cuerpo fue trasladado y puesto en ese lugar.

Comentarios