Abandono
Miércoles 10 de Mayo de 2017

No irá presa la madre que abandonó a su hija recién nacida en la basura

Se realizó hoy la audiencia de juicio abreviado a la mujer que tiró en un contenedor del barrio CGt a la criaturita, en octubre del año pasado. Se le impondrán tres años de prisión condicional.

En una audiencia a puertas cerradas, habida cuenta que la señora Fernanda Caviglioli, de 21 años, solicitó que no ingresaran los medios, se avanzó en el juicio abreviado por el cual se acordó una pena de tres años de prisión condicional para la misma que reconoció ser la autora del delito de Abandono de persona.
Como se informara oportunamente, el 15 de octubre de 2016, una beba recién nacida fue encontrada en un contenedor de basura ubicado en Coronel Domínguez y Casiano Calderón, de Paraná. Allí, un niño de cuatro años que estaba jugando escuchó llorar algo dentro de las bolsas de basura, y grande fue el susto cuando entre otras personas se percataron que había una pequeñita recién nacida.

Si bien en ese primer momento, la sospechosa Fernanda Caviglioli no reconoció ser la madre, por el trabajo de la División Homicidios y del fiscal Alvaro Piérola, se logró apuntar con pruebas irrefutables que fue la madre que dio a luz en el baño de la casa del barrio CGT y luego tiró en la basura a su hijita.
La semana pasada se iba a realizar la audiencia de juicio abreviado, pero Caviglioli no asistió ante la sorpresa de su defensora oficial, Mariana Montefiori. De esta manera se acordó una nueva fecha y la medida judicial se realizó este mediodía.
Cuando UNO iba a ingresar a la sala de audiencias, se pudo ver al juez Humberto Franchi, al fiscal Piérola y a la defensora que era abrazada por la mujer que pedía la salida del periodista.
De esta manera, la audiencia fue a puertas cerradas, pese a que no se estaba frente a un delito de integridad sexual, o con un menor como acusado o víctima. Más allá de esto, se informó a UNO desde la Fiscalía que el próximo martes, el juez Franchi va a dar el consentimiento o no al acuerdo arribado entre las partes.
De esta manera la mujer, que padecería algún trastorno sicológico, fue beneficiada con el cambio de calificación legal con el que se inició la causa. Primero había sido imputada por el delito de Homicidio Agravado en grado de tentaviva, por el de Abandono de Persona agravado por el vínculo.
La mujer ante el juez reconoció la autoría del hecho, y tras llorar bastante y enojarse con la intervención del Copnaf, aseguró que nunca tuvo intenciones de asesinar a su hija.
Se hizo notar que esta señora ya es madre de otra criatura.
En la audiencia hubo algunos momentos de tensión, porque más allá del asesoramiento de la defensora oficial, varias veces interrumpió intempestivamente al fiscal cuando informaba en qué circunstancias se había arribado al acuerdo.
Finalmente, se aclaró que hasta tanto la Justicia de Familia y el Copnaf definan la mejor resolución sobre el futuro de la beba, la misma permanecerá de modo excepcional en una dependencia del Consejo del Menor.

Comentarios