Policiales
Martes 25 de Julio de 2017

No hay personas imputadas en el caso del joven baleado por un policía

Esperan pericias del procedimiento en Feliciano, donde un adolescente perdió un ojo de un balazo

A dos semanas del brutal ataque de un policía entrerriano contra un adolescente que estaba en la casa de su abuela y debían trasladar al Copnaf, aún no hay detenidos ni imputados en la causa.

El hecho sucedió en la ciudad de San José de Feliciano el lunes 10, al inicio de la feria judicial, y se espera que con la reanudación de los días hábiles en la Justicia entrerriana se aceleren los trámites de la investigación.


El menor de 16 años perdió el ojo izquierdo como consecuencia de un balazo que le efectuó un integrante del Grupo Especial de la Policía local. Aquella tarde, el joven se había escapado del hospital de Feliciano, a donde había sido trasladado desde una residencia del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia. Una semana antes lo habían internado por su grave adicción a las drogas. Tras la huida, el Copnaf pidió a la Policía que lo encontrara. Un patrullero fue a la casa de la abuela del joven y allí lo halló, se exaltó pero su tía lo tranquilizó. A los 20 minutos regresaron los uniformados con el Grupo Especial, entraron a la vivienda para reducirlo y uno de los uniformados le disparó.

La versión policial indicaba que el balazo de posta de goma impactó en el marco de la puerta y luego en el ojo del menor. Sin embargo, los testigos y el mismo video registrado por la fuerza confirmarían que el efectivo policial le apuntó directamente al rostro. Como consecuencia, la víctima perdió el ojo izquierdo.

Aquella tarde se dispuso el secuestro de distintos elementos, tales como las armas y demás elementos de los policías, que fueron enviados para ser peritados. Asimismo, se envió a Paraná la filmación del procedimiento para digitalizarla y que las partes pudieran acceder a la misma. En el video quedaría plasmado con mayor objetividad el transcurso de los hechos. Durante los días siguientes se produjeron varias declaraciones testimoniales en la sede de Fiscalía.

Se espera que durante la semana la fiscal Beatriz Garrahan reciba los informes que solicitó para analizar sus resultados y evaluar una eventual imputación, tras tener una hipótesis sólida en la investigación.

Asimismo, el abogado querellante que representa a la familia del adolescente baleado espera poder acceder al legajo con el fin de sentar una postura respecto del hecho y solicitar lo que considere pertinente.

El joven había sido derivado a un hospital de Buenos Aires y hoy se encuentra alojado en un hogar del Copnaf en Paraná, recuperándose de las dolencias tras haber perdido el ojo. Luego será trasladado a un centro terapéutico de Tandil para tratar su adicción a las drogas.


Comentarios