Policiales
Miércoles 07 de Junio de 2017

Llantos, enojos y alivios tras la condena a los narcopolicías

El tribunal dio a conocer la sentencia disponiendo sentencias para nueve de los integrantes de la banda narco, entre ellos los dos organizadores y los dos policías federal y un gendarme. El comisario Nuñez fue absuelto.

Cerca de las 14 el Tribunal Oral Federal de Paraná dio a conocer la sentencia condenatoria de la mayoría de los integrantes de la banda narco que operaba en la costa del Uruguay. En la última jornada se les dio la posibilidad a los miembros de las fuerzas procesados que dijeran sus últimas palabras.
De esta manera, el tribunal integrado por Lilia Carnero, Roberto López Arango y Noemí Berro por unanimidad llegó a la conclusión condenatoria de la gran mayoría de los acusados.
Los jueces impusieron las siguientes penas:
Mario Roberto Gordo González fue nuevamente condenado por narcotráfico, a cinco años y seis meses y se lo consideró organizador de la Asociación Ilícita.
Javier Alejandro Caire: cinco años y seis meses de prisión, por ser organizador de la Asociación Ilícita.
Elsa Cristina Caram -pareja de González-, Rosana Isabel Tenis -hermana de González-, María Isabel González -madre de Mario González- y Nicolás Alberto Stur: condenados a tres años de prisión condicional por ser miembros de la Asociación Ilícita.
Los policías federales José María Gómez y Sergio Andrés García, y al gendarme Carlos Francisco Acosta: condenados a tres años de prisión efectiva por Encubrimiento agravado.
Mirta Noemí Sayavedra: un año de prisión condicional por Tenencia simple de estupefacientes
Absolvieron a Carlos Segovia -yerno de Mario González-, Néstor Javier Neurvit y Santiago Javier Acosta
Fue absuelto el comisario de la policía provincial de Toxicología, Mario Núñez.
En el veredicto también se dictaminó imponer las costas de la causa en un 6,66 por ciento a cada uno de los condenados; se ordenó que cuando quede firme la sentencia se destruya el remanente de material estupefaciente; se dispuso destruir los teléfonos celulares; que se decomise la balanza y demás efectos; y que se devuelva el dinero secuestrado a Sayavedra -26.800 pesos-; a Santiago Acosta -139.000 pesos-; a Néstor Neurvit -9.400 pesos-.
También se determinó decomisar el dinero secuestrado a Mario González -23.900 pesos-; a Javier Caire -61.200 pesos-; confiscar una camioneta Chevrolet Meriva, un Chevrolet Onix, y una Chevrolet S10.

Asimismo, se ordenó que se formen incidentes respectos de los pedidos de prisión domiciliaria de Mario González y de Javier Caire, a los fines de su tratamiento. El jueves 15 de junio se incorporará la sentencia completa.

Las últimas palabras
El Tribunal antes de dar a conocer la sentencia, le dio la oportunidad a cuatro procesados de decir sus últimas palabras. De esta manera, hubo unanimidad de criterios en marcar la inocencia, acusar a los jefes policiales de ser los responsables de las mentiras de la causa.

En esa línea, el gendarme de Inteligencia del Escuadrón 4 de Concordia, Carlos Acosta, dijo firme al Tribunal: "Estoy acá sentado solo por por cumplir con mi trabajo. Espero que se haga justicia y se vea que soy inocente".

El sargento García de la Policía Federal de Concordia sostuvo: "Me hicieron un gran daño. La causa y la investigación fue un fraude, trabajaron muy mal policías y miembros de la Justicia. Yo cumplí con mi trabajo y lo único que hice fue hablar con un informante, nada más. Quiero que sepan que por todo esto me arruinaron a mi y a mi familia".
Llorando ante los jueces, pidió: "Si me condenan, al menos reclamo que se me otorgue la prisión domiciliaria para de esa manera poder ayudar a mi esposa que está muy mal por todos esto. Soy inocente y espero que se haga justicia".
El sargento de la Policía Federal, José María Gómez, de igual manera, comentó: "Acá hubo incoherencias y algunos testimonios fueron falsos. Tengo una familia que me espera. Si la cobardía de mi jefe me trajo hasta acá, hay un Dios y pronto estarán ellos en esta silla".
Este policía hizo mención al exjefe de la Policía Federal de Concordia, quién luego de esta investigación fue trasladado de la Capital Federal hacia Buenos Aires.

Por último el policía Núñez fue muy crítico de la investigación judicial y policial, y en especial tiró culpas hacia los jefes de Toxicología.
Satisfacción de la fiscalía
El fiscal José Candioti, a grandes rasgos quedó conforme con el veredicto del Tribunal. A UNO le expresó: Acá lo importante son las condenas, y lo principal es que determinaron que existió una asociación ilícita que era lo que se sostuvo a través de toda la causa, y que se entendió que esto era una empresa criminal".
El funcionario, resaltó: "Con la sentencia, se condenó como organizadores a Mario Roberto González y Javier Alejandro Caire y es lo que resaltamos en el alegato como importante, de que dueños del negocio estaban sentados en el banquillo de los acusados".
Candioti, consideró importante el resto del pronunciamiento: "Se condenó también a otros integrantes de la banda, de los cuales estaba absolutamente probado de que se dedicaban a negocios del narcotráfico. Como también, es muy importante, la condena a tres efectivos de las Fuerzas de Seguridad, porque tenían que ver con la asociación ilícita".

Comentarios