Liga Paranense de Fútbol
Viernes 19 de Mayo de 2017

"Le pido disculpas a Lucas Martínez, porque no fue de mala leche el codazo"

El jugador de Universitario Gastón Aparicio se lamentó por las graves lesiones que le provocó a Lucas Martínez. "Quiero ir a verlo para saludarlo y ponerse a su disposición para lo que necesite", anticipó.

Fue una jugada imprudente, tal vez para expulsión por la forma peligrosa en que el jugador de Universitario Gastón Aparicio salió a cubrir el ataque de Peñarol encabezado por Lucas Martínez. El codo le reventó la cara del lado derecho.

El mediocampista tricolor terminó con pérdida de piezas dentales y tres intervenciones quirúrgicas para recomponer las zonas afectadas, como así también las importantes secuelas.


En ese marco, habló por primera vez con un UNO, el autor de las lesiones y de las cataratas de insultos y escraches en las redes sociales. "No soy un asesino, no voy a responder a las acusaciones infundadas y lo único que quiero es ir a saludar personalmente a Lucas, pedirle disculpas y ponerme a su disposición con lo que sea para darle una mano", informó el jugador de Universitario.

codazo.jpg
Martínez se recupera en su casa.
Martínez se recupera en su casa.

Recordó, que a su entender, la lesión se produjo por un roce normal de fútbol. El central de la U siempre va fuerte: "Quiero decir que no fue de mala leche como se produjo la lesión, uno siempre sale con los brazos así, pero es por la forma de jugar y esto me va a obligar a replantearme mi forma de salir, porque aunque no crean estoy destrozado por lo que hice. Jamás hubiera querido golpearlo y menos provocarle semejantes lesiones", añadió el hombre de 34 años quien destacó: "Es la primera vez que me pasa esto de lesionar grave a alguien, y es un espanto".

Casado y padre de una criatura, el también policía explicó: "Lo primero que hice tras enterarme de la situación fue llamar a Maca (Silvestre) Taborda (jugador de Peñarol) y al profesor Omar Maldacena (preparador físico de Peña), para pedirles que me contactaran con Martínez. Les dijo que estaba arrepentido, que no tuve intención y que contaran conmigo para lo que necesitaran".

"Me pasaron el número del celular de Martínez, le escribí en el mismo tono y tampoco me respondió nadie, por lo que ahora estoy viendo qué es mejor si ir a la casa o la clínica para ir a pedirle humildemente disculpas y para darle una mano", confió el central que juega en el cuadro de barrio Corrales.

"Me dijeron que no vaya porque me podían agredir gente cercana a él, pero yo voy a ir con la verdad y con la mano abierta para ayudarlo de corazón y por ello es que invitaré a alguien de Peñarol para que me acompañe", resaltó Aparicio.
Lucas.jpg
<b>Descompuesto.</b> Al terminar el partido, Martínez sufrió importantes problemas.
Descompuesto. Al terminar el partido, Martínez sufrió importantes problemas.

Al tomar conocimiento de lo mal que la está pasando, por las secuelas y las intervenciones quirúrgicas que le practicaron en tan pocos días al lesionado, admitió: "Estoy muy mal por lo que le pasó, y no sé cómo hacer para ayudarlo. Esto me tiene muy apenado ya que quiero ponerme a su disposición para que se pueda recuperar rápidamente", relató para agregar: "Quiero decirle que lo lamento, que pondré lo que sea necesario para que pueda salir adelante".

En ningún momento tuvo intenciones de justificar y prefirió no dar credibilidad a los comentarios que daban cuenta que antes del partido el lesionado lo pudo haber salivado y gritado algo referente a su actividad policial. "El partido ya pasó, él está mal y lo único que se debe hacer es ayudar y pedir disculpas, otra cosa no queda, ya que no lo quise lesionar, se comió el codo por una mala jugada fuerte del propio partido", reseñó.

Comentarios