Asalto
Miércoles 10 de Mayo de 2017

La noche de terror que vivió una mujer en un asalto

La víctima sufrió el ingreso de dos delincuentes que aprovecharon la ausencia del marido. La golpearon y amenazaron, incluso simularon asesinarla con una cuchilla.

El estruendo que abrió la puerta y los gritos en el interior de la casa de calle Los Jacarandáes al 1.300 fue el preanuncio de que algo grave podía llegar a ocurrió. Y así fue.

Esta madrugada una mujer y sus dos pequeños hijos vivieron una grave situación. A las cinco, una patada, casi destruyó la puerta de la vivienda ubicada a la vuelta de la comisaría novena en Paraná. Dos jóvenes buscaron a la dueña de casa sabiendo que el esposo se había retirado para ir a cumplir con su tarea de soldado voluntario. Seguramente lo estuvieron observando y con el camino libre, fácil fue emprender la faena.

La mujer sintió miedo, pero entre la angustia y el temor priorizó la seguridad de sus hijos. "Los delincuentes entraron y enseguida que buscaron, me sacaron de la cama y me exigían que me callara. No tuvieron piedad, me golpearon y me arrastraron por el piso agarrándome de mis cabellos", contó a UNO, llorando Carolina, la mujer que un par de horas después aceptó hablar pero sin que se mostrara su desfigurado rostro.

"Me decían que me callara porque me iban a hacer de todo. Tenían una cuchilla y me amenazaron con matarme y por eso me pesaron el filo en mi cuello", relató aterrada por lo sucedido a la madrugada.

Los dos delincuentes podrían haber tenido la información que la familia había comprado materiales de construcción y de allí llegaron a la conclusión que podría existir dinero dentro de la propiedad que con esfuerzo están levantando. "Me sacaron el celular y me pedían plata. Yo les decía que no tenía pero me insistían. Les dije que se fueran porque no tenía nada", contó dando a entender que en la deliberación no la pasó nada bien. "Me llevaron hasta la cocina, me agarraron de los pelos, me tiraron al piso y me arrastraron por toda la casa".

Recordó que "uno de los agresores empezó a buscar por todos lados, revolvió todo. Tiró el equipo de música al piso y esto provocó un cortocircuito que dejó la casa sin luz. Así fue que sacaron el equipo y una bicicleta y así pude forcejear con ellos y sacarlos".

Tal vez porque pasaron algunas personas, motivó a que emprendieran la fuga con algo de lo robado. "Salieron corriendo cuando empecé a gritar. Pero lo que más que quería era que se fueran, para que no le hicieran nada a mis hijos".

La suegra se comunicó con UNO indignada y de allí es que pidió ayuda a todos lados. Además de hacer la denuncia, varios vecinos se acercaron para dar una mano.

Desde hace cuatro años que viven en esa zona de Anacleto Medina y de a poco están construyendo la casa. "Tal vez eso les da envidia a los delincuentes que son de aquí nomás y sin miramientos se metieron con mis nietos y nuera. Y juro que no va a volver a pasar"; remarcó.

Es la séptima vez que les roban o asaltan, pero esta fue la peor. La mujer esta vez lo pudo contar.

Comentarios