Narcotráfico
Miércoles 05 de Julio de 2017

Juzgan a dos misioneros por llevar seis toneladas de marihuana

Norberto Báez conducía el camión y Luis Ruiz Díaz lo acompañaba. Los arrestaron en 2015

Más de 1.000 kilómetros separan la capital de la provincia de Misiones con la localidad bonaerense de Chivilcoy. El camión Mercedes Benz con semirremolque cargado hasta más no poder de marihuana, había salido el 2 de agosto de 2015 desde Posadas. Al volante iba Norberto Báez y lo acompañaba Luis Ruiz Díaz. En Villaguay, Entre Ríos, se les terminó el trayecto y su libertad. Los policías del Puesto Caminero del cruce de las rutas nacional 18 y provincial 6 advirtieron una irregularidad en el transporte de carga pero nunca imaginaron que iban a encontrar 6.000 kilos de droga, iba oculta en aserrín.

***
Juicio oral

Ayer comenzó el juicio contra los dos acusados, en el Tribunal Oral Federal de Paraná. Báez es el más comprometido por ser quien iba al mando del camión. Ruiz Díaz afirma que no sabía nada y que subió al vehículo para llegar a la casa de su novia, en Zárate, para luego ir a la cancha de River a ver la final de la Copa Libertadores. Al triunfo de su equipo lo vio por televisión en la cárcel.


Entre los policías que ayer declararon en el debate estuvieron el oficial a cargo del operativo de tránsito, Diego Dellacasa.

El funcionario policial recordó que el camión circulaba por la ruta 6 y en el puesto fue interceptado por un subalterno, el suboficial Pérez, que advirtió una irregularidad: la carga superaba los 2,60 metros de alto permitidos por la Ley. Cuando le explicaban que le iban a labrar una acta de infracción, el chofer solo quería pagar la multa e irse rápidamente. Dijo que les pagaría 10.000 pesos pero debían aguardar a un auto que llegaría con la plata. "Me pareció muy raro -recordó Dellacasa-. Pensé que podía ser un camión robado. Cuando me fijo el número del chasis, escucho que el acompañante hablaba por teléfono con alguien para que le llevara plata y le recriminaba porque no quería hacerlo".

Todo era ya demasiado extraño y llevó a pensar en un vehículo de apoyo como habitualmente sucede en las operaciones de transporte narco, y dieron intervención al personal de Toxicología de Villaguay. Llegó el efectivo con el perro labrador Moro, que marcó en seguida la presencia de droga.

Además, supieron al preguntarles sobre quiénes tenían que ir a asistirlos, que eran dos hombres que iban en un VW Bora: un tal Polaco y un paraguayo. Les dijeron que los buscarían en la zona de la terminal de ómnibus de Villaguay, pero al recorrer la zona los policías no los encontraron.

Cuando comenzaron a bajar los bultos del semirremolque, Ruiz Díaz le dijo a Báez: "¿Por qué me metiste en este lío?". El chofer se quedó en silencio y ni siquiera levantó la mirada.

Según los informes periciales finales había unos 7.000 ladrillos de marihuana, distribuidos en 230 paquetes, que pesaron poco más de 6.000 kilos, un cargamento de valor millonario. Se trató del más grande incautado en la provincia de Entre Ríos, y está entre los cinco más importantes en su peso de los secuestrados en el país.

El juicio continuará hoy con los alegatos del fiscal general José Ignacio Candioti y los defensores oficiales Mario Franchi (por Báez) y Noelia Quiroga (por Ruiz Díaz). Luego, el Tribunal Oral Federal unipersonal presidido por Lilia Carnero, dará a conocer el veredicto.

***
"Es una buena persona"
Luis Ruiz Díaz, de 28 años, sostiene que es inocente y que aquel día se subió al camión solo para ahorrarse el viaje hasta Zárate, donde vive su novia. Ayer declararon su suegra y su cuñada, quienes refirieron que el joven "esa una muy buena persona, trabajadora". Recordaron que se quedaba un tiempo en su casa, luego regresaba a ver a su familia en Posadas: "Viajaba a dedo, siempre le decíamos que eso no tenía que hacer, es mejor pagar y quedarse seco".

Comentarios