Policiales
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Juicio a la banda narco de "Nico": A la cocaína le decían "sobres de té"

Hoy se difundieron las escuchas telefónicas donde se pudo oír a Castrogiovanni hablando con varias personas por la compra y distribución de droga. Diálogos que aclararon los roles de jefe, proveedor y distribución en la organización.

La cara muchas veces expresa un balance de las sensaciones al estar sentado en el banquillo de los acusados en un juicio, y el fiel reflejo de cómo va la causa, a favor o en contra. Se podrá decir que hoy no fue un día más para varios de los acusados de integrar la banda narco liderada por Nicolás Castrogiovanni, luego de se que difundieran las escuchas telefónicas de la investigación.
El Tribunal Oral Federal en lo Criminal avanzó en esta jornada con la difusión de una serie de escuchas telefónicas en la causa que se investiga a los 15 procesados y detenidos por formar parte de la organización delictiva que era encabezada por Nicolás Castrogiovanni.
Como hacía mucho tiempo, las charlas entre los acusados, no fue con tantas indirectas o algunos mensajes en códigos para revelar las supuestas operaciones de compra-venta y distribución de la cocaína en el Paraná XVI, barrios aledaños, Thompson y hasta en la ciudad de Diamante.
Fue más que llamativo, cómo en la mayoría de los audios, se pudo ubicar a las personas que hablaban y formaban parte de la banda en los roles que se presumía. Por ejemplo, Ariel Pucheta, considerado proveedor, apareció su voz cruzando consultas con "Nico", sobre distintos montos, valores y hasta palabras vinculadas con el mundo narco, como es "cortada y lista".
La termera de Patronato
Otro que quedó, no muy bien parado es el policía Rodrigo Medina. En la escucha, se lo oye hablando y ordenando a su mujer, -"La Rusa", como le dicen a Lorena Bianchi- que vaya a buscar a la termera de Patronato los sobres de té. En la investigación se estableció que así se denominaba a las bochitas de cocaína listas para comercializar.
Tras la difusión de las 25 conversaciones, los rostros de la mayoría de los procesados, fue una sola expresión,seriedad, manos que agarraban sus cabezas, y la huída de algunas sonrisas iniciales previo a la medida judicial.
Los abogados defensores, en tanto, se los vio tomando notas, y solo Claudio Torres del Sel, esgrimió una tenue aclaración. "En la escucha habla un tal Ariel, pero no se da el apellido", reclamó que se marcara el letrado que asiste a Ariel Pucheta.
Al que sí se lo vio muy satisfecho con la medida judicial y el resultado, fue al fiscal Ignacio Candioti. Se supo que en la Fiscalía General se consideró que hoy se produjo un gran paso en la consolidación de pruebas contundentes, de la cual les será muy difícil a los defensores tratar de descomprimir la compleja situación de los acusados.
El juicio avanzará con la tercer audiencia, el próximo martes a las 10, con la etapa de los testimonios de los testigos civiles y de las fuerzas de seguridad.

Comentarios