Derechos Humanos
Jueves 17 de Agosto de 2017

Juicio a Goró: críticas al Servicio Penitenciario por la muerte de un preso

Concluyó la etapa de testimonios en el juicio por la muerte de Joaquín Duarte. El viernes 25 avanzarán con los alegatos de las partes.

Hoy al mediodía concluyó la etapa de los testimonios en el juicio que se le lleva adelante a Jorge Goró, quien está acusado del homicidio calificado de un preso con quien compartía la celda en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná.

Hoy declararon dos tías de la víctima (Joaquín Duarte) que fueron muy críticas del Servicio Penitenciario Provincial.

Además, prestó su testimonio, el director del organismo que controla las cárceles en la provincia, José Luis Mondragón.

Como se sabe, el crimen se produjo el 14 de junio de 2014, mientras Goró purgaba una pena por robo calificado. En circunstancias poco claras, se lo acusó a este preso de haberle quitado la vida a Joaquín Duarte y simular un suicidio.



Nota Relacionada: Juzgan a Goró por el homicidio de su compañero de celda en "la pajarera"



El tribunal está integrado por los doctores Rafael Cotorruelo (presidente), Elvio Garzón y José María Chemez, la fiscal es Carolina Castagno; el defensor Guillermo Retamar y los querellantes: José Iparraguirre y Leonardo Kunzi.


Al concluir esta etapa, se posicionaron dos posturas bien diferenciadas, como son las estrategias de las partes: se sabe de antemano que la defensa de Goró reclamará el próximo viernes la absolución lisa y llana, porque no hubo ninguna prueba que a su entender, comprometiera al actual condenado.


Distinta será la visión de la querella, y aparentemente la fiscalía, que van a pedir la condena del acusado, ya que quedó demostrado que al interior de la celda no ingresó nadie. Trascendió que reclamarán prisión perpetua para Goró.


Una nota, muy especial

Hoy parte del debate incursionó en la acción de tratar de transformar en prueba o no una nota que presentaron dos familiares directos de Duarte. Se hizo saber que en un taller literario de la Unidad Penal I de Paraná, un preso escribió una nota donde advertía que Duarte no se había suicidado como se informó en un primer momento, y que "el que lo mató fue un integrante del Servicio Penitenciario Provincial".

Los vocales hablaron con la tía de la víctima, una docente comprometida con los Derechos Humanos, pero se entendió que el escrito en sí, no podía constituirse como un elementos directo para acusar a algún uniformado.

Tanto la fiscalía como la querella entendieron que esa nota era más bien genérica y daba una opinión sobre el funcionamiento, pero sin datos concretos.


goro.jpg
Goró es el principal sospechoso del homicidio.
Goró es el principal sospechoso del homicidio.



Pocos datos

En tanto, Mondragón al informar del hecho, aclaró que se enteró por los aportes de los responsables del penal. Y que no fue a la cárcel ya que estaban presentes las autoridades judiciales y de la Policía para investigar el incidente. En este sentido admitió que por los dichos de los responsables del penal, en un primer momento se especuló que se estaba frente a un suicidio, pero luego con las pruebas se llegó a la determinación de una muerte violenta.


Igualmente en su testimonio quedó la idea de que hubo algún tipo de control, ya que el homicidio ocurrió en una celda, la denominada "Pajarera", que se encuentra a metros de la guardia del penal. Fue llamativo que nadie de los penitenciarios viera, escuchara o se percatara que dentro de ese sector estaban asesinando a una persona.

El debate se cerró y la convocatoria a las partes es para el próximo viernes 25, a las 11 para que se expongan los alegatos finales.


Comentarios