Caso Gisela López
Martes 02 de Mayo de 2017

Juicio por el femicidio de Gisela López: Dos testigos dijeron haber oído gritos cerca de la casa de Saucedo

Otra testigo quedó al borde de ser acusada de falso testimonio al brindar en el juicio un testimonio opuesto al de la etapa de Instrucción sobre el color de pelo de quien perseguía a la joven estudiante.

Continuó este martes el juicio por el femicidio de Gisela López, ocurrido en abril de 2016, en Santa Elena.


Están acusados Mario Andrés Saucedo (alias Negro), de 54 años, ladrillero; Elvio Andrés Saucedo, de 29 años, ladrillero; Matías Alejandro Vega, alias Matute, de 19 años, desocupado, domiciliados en Colonia Oficial 12, detrás del Barrio 120 Viviendas, de Santa Elena; y Rocío Marlene Altamirano, de 19 años, desocupada, domiciliada en Barrio Virgen del Rosario de San Nicolás, de Santa Elena. Todos ellos representados por el abogado defensor Roberto Alsina.


Los hombres están acusados de los delitos de Privación Ilegítima de la libertad y Homicidio calificado por alevosía y criminis causa, mientras que a la mujer se la acusa del delito de encubrimiento y falso testimonio.


El fiscal es Santiago Alfieri y el tribunal está integrado por los jueces José María Chemez, Ricardo Bonazzola y Cristina Van Dembroucke.


En la segunda jornada del juicio dos testigos comprometieron la situación de Martín Saucedo, uno de los acusados.


Se trata de dos personas que escucharon gritos de dolor y de pedido de auxilio cerca de la 1.30 de la madrugada provenientes del monte cercano a la vivienda de los Saucedo.


En tanto, otra testigo presentada por la defensa de los acusados quedó al borde de ser acusada de falso testimonio al brindar en el juicio un testimonio opuesto a lo declarado en la etapa de instrucción. En este caso sobre el color de cabello del hombre que seguía a Gisela. Cuando debió ratificar lo que estaba diciendo la mujer que había visto por la ventana de su casa a Gisela seguida por un sujeto, dijo que, en la primera oportunidad, había sido presionada para declarar que el hombre era rubio y de tez blanca".


Otro testimonio importante de la jornada fue el del médico forense Walter Aguirre quien practicó la autopsia sobre el cuerpo de la joven y se explayó sobre el tiempo que este permaneció en el monte donde fue encontrado.


Ampliaremos



El caso

La chica fue vista con vida por última vez el viernes 22 de abril de 2016, alrededor de las 20.30, en la escuela secundaria de Jóvenes y Adultos a la que concurría.


Se presume que fue raptada en la ruta 48, ingreso a la ciudad. Su cuerpo sin vida fue hallado el martes 10 de mayo de 2016 a la tarde por un joven que recorría a caballo la zona denominada El Bajo, a unos quinientos metros de la vivienda donde residía la joven estudiante.

Comentarios