Paraná
Jueves 24 de Agosto de 2017

Habrían usado un inhibidor de alarma para robar en la camioneta

El método ya había sido utilizado en otros ilícitos en la ciudad de Paraná, y sospechan que fue el modus operandi en el caso de la Toyota Hilux estacionada en calle Churruarín.

A fines de mayo se produjo una seguidilla de robos en vehículos estacionados en el centro de Paraná, y se detectó que se trataba de una banda de cordobeses que utilizaba inhibidores de alarmas.

Ayer a la mañana se produjo otro hecho en calle Churruarín, que quedó registrado por cámaras de seguridad en un video que tuvo amplia difusión en internet. Los investigadores sospechan que el método utilizado para robar pertenencias del vehículo fue con la misma modalidad de los ocurridos a fines de mayo.


El hecho ocurrió ayer a las 10.30, cuando un ladrón ingresó a una camioneta Toyota Hilux que estaba estacionada en Churruarín al 600, sobre la vereda frente a una inmobiliaria. El muchacho quedó registrado en la filmación de la cámara de seguridad privada de la empresa y su imagen fue difundida en distintos medios. Se observa que se acercó disimuladamente y entró. Durante unos segundos revisó las pertenencias y se llevó papeles y una campera.

Las víctimas señalaron que luego se retiró en una VW Suran negra, la misma en la que había llegado junto al cómplice que manejaba. El caso quedó en manos del personal de la División Robos y Hurtos, que ayer recabó información para seguir algunas pistas.

Por las características del hecho, consideran que no fue un robo al boleo, sino que habrían seguido al propietario de la inmobiliaria tal vez en busca de dinero de alguna transacción. Si bien la víctima no recuerda con claridad si trabó las puertas con alarma o no lo hizo, el hecho guarda similitudes con lo anteriores hechos investigados.

El modus operandi consiste en seguir a las víctimas que, por ejemplo, salen de una entidad bancaria, y cuando estacionan se posicionan cerca con el inhibidor para impedir que el vehículo quede trabado. De esta manera aprovechan para entrar y, si dejaron elementos de valor en el interior, apoderarse de los mismos.

Ante las sospechas de un nuevo hecho con esta modalidad, desde la Policía aconsejan a la población verificar que los vehículos queden debidamente cerrados, ya que los inhibidores no impiden el sonido de la alarma, pero sí la activación de la misma y de las trabas.

Comentarios