Residuos
Jueves 13 de Julio de 2017

Fuerte controversia en torno a un accidente que no tiene explicación

El automóvil que trasladaba a una pareja de misioneros cayó al arroyo Guazú. El conductor sigue desaparecido y su mujer sobrevivió tras nadar a oscuras. Fue trasladada al hospital de La Paz. La Justicia Federal abrió una investigación

Un hombre desapareció en la mañana de ayer y una mujer sufrió heridas de consideración cuando la camioneta en la que viajaban cayó a las aguas del arroyo Guazú, en la provincia de Corrientes, donde gran parte del puente Santa Rosa sobre la ruta nacional 12 se encontraba roto y cortado, en las inmediaciones de la localidad de Goya. Los ocupantes de la Ford EcoSport fueron identificados como Elena Dzikovski y Rogelio Schweic, quienes viajaban desde Misiones y que tenían como destino final la ciudad de Goya. Desde Misiones, el gobernador Hugo Passalacqua confirmó que, además de “seguir desde el primer minuto el trabajo en forma coordinada con las fuerzas de Seguridad de Corrientes en la búsqueda de Schweic”, el gobierno de la vecina provincia envió personal médico para la asistencia y traslado de la mujer a Misiones. Mientras tanto, desde la esfera nacional, el jefe de Vialidad Javier Iguacel, aseguró en declaraciones mediáticas que existió la señalización necesaria en el camino para que los conductores advirtieran la inexistencia del puente y el peligro y la prohibición de avanzar. Desde la delegación regional de Vialidad no hubo sin embargo ningún comunicado oficial respecto del tema.


Por su parte, las declaraciones de la mujer que fue atendida con hipotermia y en estado de shock en el hospital San Roque de Esquina, apuntaron a la falta de advertencias sobre el riesgo en el lugar, además de la intensa neblina que habría influido en el desafortunado accidente. A nivel provincial no existió hasta el momento evaluación oficial respecto a las causas que podrían haber colaborado con la tragedia. No obstante, lo que fue un rumor comenzó a sonar con mayor intensidad después del mediodía, para convertirse en una controversia en torno a la supuesta renuncia del Jefe de la Unidad Regional 2 de la policía de Corrientes, publicó el diario Época.


Las autoridades del área de seguridad –incluido el ministro Horacio Ortega– se habrían desplazado hacia Goya para seguir de cerca la búsqueda del misionero desaparecido y establecer las posibles causas del accidente. Y, según trascendió desde altas esferas de las fuerzas de seguridad provincial , ya estaría abierta la investigación sobre el caso. Del mismo modo, se estaría analizando la separación del Jefe de la Unidad Regional, el comisario Héctor Montiel. “Todo es mentira. Pero estoy en Corrientes, con mi padre internado, muy grave. No voy a hablar del tema”, fueron las palabras con las cuales el comisario desestimó haber presentado su renuncia.


El fiscal Carlos Gallardo y el juez Gustavo Vallejos, que entienden en el caso, se encontraban en la mañana de ayer en el lugar. El comisario Sergio Aguilar, del Departamento de Relaciones Institucionales de la Policía provincial, dijo que “se está investigando si hubo negligencia o no en los controles”, donde “deberían estar apostados efectivos de la Policía provincial, el Ejército y Prefectura”. Al respecto, mencionó que en la zona “debía haber seis controles, tres de cada lado del puente (ahora inexistente) sobre el arroyo Guazú y varios kilómetros antes del lugar”.



***
Jetter: “Nos sentimos en deuda”


Ingrid Jetter, gerente Regional de Vialidad Nacional habló con una radio correntina tras el trágico siniestro ocurrido en el puente Santa Rosa. “Personalmente no entiendo cómo pasó”. Aseguró que el camino estaba señalizado, “había un tótem con luces en medio de la ruta” y agregó que “también habían conos que debió atropellar para pasar”, y para completar señaló: “60 metros antes de que inicie el puente, había una cinta de peligro”.


“Cuando agradecimos a Dios porque no ocurrió una tragedia cuando cayó el puente, pasa esto. Nos sentimos en deuda por no haber podido evitarlo”, agregó.


La funcionaria aseguró que el camino estaba señalizado, ya que el domingo Vialidad Nacional llevó un tótem, y lo puso en el medio de la ruta. “Uno tiene que pasar por la banquina, para poder desviarlo, además tiene luces intermitentes. Para mover ese tótem hay que usar un vehículo, no creo que lo hayan corrido a propósito. La gente de conservación me aseguró que el tótem estaba en el lugar. También habían conos y hay que atropellarlos para pasar”, repasó.



***
La mujer está estabilizada



Elena Dzikovski fue atendida de urgencia en el hospital San Roque de Esquina, donde se le realizó una tomografía y una radiografía de tórax. Este último estudio mostró una imagen que llamó la atención de los médicos, por lo que se decidió derivarla al hospital 9 de Julio de La Paz para practicarle análisis de mayor complejidad. “Presentaba un hematoma a nivel del cráneo, aunque enseguida pudo ser estabilizada”, informó a UNO el director del nosocomio, Leandro Ramírez.


La paciente continuará internada en observación en el hospital entrerriano con el objetivo de monitorear su evolución.



***
Señalizan zona del accidente


Con la población todavía conmocionada por lo sucedido en la zona del puente Aguará Guazú en Esquina, y mientras siguen buscando al conductor de la camioneta que se cayó al arroyo, la intendente de San Isidro, Vilma Ojeda puso un puesto sanitario y señalización lumínica en la zona. Nadie aún se hizo cargo de las responsabilidades que le caben como funcionarios públicos. No obstante, la jefa comunal del flamante municipio del departamento de Goya tomó cartas en el asunto y se acercó hasta las inmediaciones de la vía de comunicación terrestre que colapsó el sábado último. La intención de Ojeda era instalar un puesto sanitario que brinde atención a las personas que en estos días estuvieron cruzando en balsa el tramo del arroyo.



Comentarios