Homicidio
Martes 01 de Agosto de 2017

El papá del hombre asesinado en el barrio Libertad: "Estamos desechos"

A Claudio Alberto Godoy, de 44 años, le dieron un golpe en la cabeza y arrojaron su cuerpo a la vera del arroyo Antoñico de Paraná. Su padre, Jorge Alberto Godoy, manifestó que "nadie hizo nada para ayudarlo" y que hace 10 días que lo estaban buscando.

Destrozado. Así está Jorge Alberto Godoy de 67 años. El hombre es de Paraná y este lunes se enteró que asesinaron a su hijo Claudio Alberto de 44 años. La noticia lo destruyó porque en un segundo pasó de tener ocho hijos a tener siete.


Pero el panorama para la familia Godoy empeoró este martes, cuando por la mañana, Jorge leyó los portales web y los diarios entrerrianos que daban cuenta de la noticia y manifestaban que nadie había reclamado el cuerpo de su hijo.


"Eso es una completa mentira, hace diez días que buscabamos a Claudio hasta que ayer nos enteramos del peor final", explicó a UNO Jorge con los ojos en compota de tanto llorar.



Embed




La peor noticia



Este lunes por la noche, cerca de las 22, Jorge estaba en su casa con su mujer y alguien tocó la puerta, era un policía. La triste noticia la dio el uniformado a la pareja y le contó con detalles lo que había pasado.


En ese instante, en la casa de la familia Godoy abundó dolor, tristeza e impotencia porque, según declaró Jorge, a su hijo "lo mataron peor que a un animal".


Resulta que el hombre murió asesinado de un golpe en la cabeza y luego su cuerpo fue arrojado a la vera del arroyo Antoñico. Al parecer una persona desconocida que caminaba entre la espesa vegetación de la barranca, lindera al barrio Libertad y frente al barrio El Pozo, fue quien observó dos pies que se asomaban desde la tierra. Este sujeto se asustó y llamó de manera anónima al 911.



Nadie reclama (1).jpg




La crónica no termina allí, sino que minutos después, dos policías motorizados de la División de Video Vigilancia arribaron al lugar y confirmaron el macabro hallazgo.


El papá de Claudio contó que luego de enterarse la triste noticia, con su familia decidieron no acudir al lugar del crimen, prefirieron quedarse unidos, dándose fuerzas.


En la escena del crimen, el cuerpo de Claudio estaba semienterrado en la zona a la cual se llega por calle Ituzaingó, doblando por Courreges y luego por Los Hornos. En ese lugar, el hombre de 44 años estaba enterrado desde la cabeza hasta debajo de las rodillas. El victimario lo había tapado en forma improvisada y le echó tierra encima, sin advertir que quedaban los pies afuera. Además, cubrió el bulto con un colchón de goma espuma que habría estado en el mismo basural de la zona.



Embed



"A mí hijo lo mataron peor que a un animal, le quitaron la vida de una manera aberrante. Él estaba en situación de calle y era alcohólico, estaba perdido y necesitaba ayuda y nunca la pudimos conseguir", señaló Godoy y agregó: "mi esposa fue a todas partes a pedir ayuda. Rogó en organismos municipales y provinciales para que lo atendieran, lo ayuden a curarse de su adicción, pero nunca le dieron bola".


Con un dolor en el pecho evidente, Jorge explicó que a su hijo le dieron un golpe en la cabeza con un elemento contundente. "No sabemos nada más. No tenemos ni idea quién lo mató y por qué. Es una locura todo ésto, estamos desechos", apuntó.


"Nosotros ahora aguardamos los resultados de la Policía y la Justicia que está investigando el caso. De todas maneras, lo que queremos aclarar es que nosotros a Claudio lo queríamos muchísimo y lo buscamos apenas desapareció, es mentira que nadie reclamó su cuerpo cuando lo encontraron muerto", señaló el hombre al tiempo que indicó que Claudio tenía un hijo de 20 años, quien vive junto a él y su esposa. "Está muy triste por la situación. Él se quedó sin mamá apenas nació porque ella falleció por mala praxis y ahora se quedó sin papá".


Comentarios