Caso Gisela López
Miércoles 17 de Mayo de 2017

El padre de Micaela se comunicó con los familiares de Gisela y criticó a la Justicia

Yuyo García se comunicó con los familiares de la joven luego de que los tres acusados quedaran en libertad. Se comprometió a colaborar y fue crítico de la tarea investigativa.

Los une el espanto y una historia trágica: el femicidio de dos chicas entrerrianas. Néstor García el papá de Micaela, se comunicó con los familiares de Gisela López para solidarizarse y tratar de colaborar en todo lo que se pueda.
El hombre, golpeado por el dolor brutal de perder a su hija, tuvo "la necesidad de llamar a Gabriel", el hermano de la muchacha asesinada en Santa Elena, luego de que se conoció el fallo absolutorio de los tres acusados por el femicidio.
"La verdad es que me dolió muchísimo lo que le pasa a esta familia, que está desamparada y sufriendo el femicidio de Gisela y ahora es como que todo es mucho más complicado por la falta de respuesta de la justicia", contó a UNO "Yuyo" que además adelantó un futuro encuentro.

"No se si hice bien en molestarlos pero quería decirles que estamos con ellos, solidarizarnos, ofrecernos humildemente para lo que necesiten, ya que como a Gisela, Micaela u otras chicas, hay algunas cuestiones que tienen algo en común, la forma del ataque, cómo las mataron, dónde las dejaron y cómo las escondieron, entre otros puntos que lamentablemente son muy parecidos en el accionar de los delincuentes", reflexionó el decano de la UTN de Concepción del Uruguay.

Con una mayor fuerza en sus declaraciones, el hombre dijo sobre la falta de detenidos o condenados en el caso Gisela: "Acá hay un sistema de convivencia de los tres poderes del Estado que no se complementan y terminan por no dar una respuesta acorde a lo que reclama la gente".

"Hay que cambiar leyes, por supuesto; pero además, la justicia tiene que estar a tono con estos tiempos, y el Ejecutivo priorizar lo que es verdaderamente importante. Por decir, hay leyes que son muy interesantes para mejorar la seguridad, pero por falta de presupuesto no son reglamentadas", resaltó el padre de Micaela García.

Sobre el centro de las causas judiciales, opinó: "Lo que voy a decir lo digo porque lo vivo con el femicidio de Micaela. Hay fallas que se deberán ajustar y entender que cuándo hay una persona desaparecida, hacer todo un esquema de trabajo que permita saber qué le pasó a la joven, y al mismo tiempo aclarar si se está frente a una ida voluntaria, un secuestro o un homicidio".

"En mi caso, me pareció un error que en los días de búsqueda de Micaela, el fiscal priorizó con sus medidas la búsqueda del acusado, que estaba bien, pero por algunas horas no le dio instrucciones a la Policía que se quedó esperando qué hacer o cómo seguir", relató.

"Yuyo" Gracía analizó: "Creo que cuando hay una situación grave con alguien se lo debe buscar en todo momento, y el fiscal debe contar con la ayuda de otro, que no lo dejen solo para todo y de esa manera instrumentar simultáneamente todas las acciones para que nada se les escape".
"Hoy veo que en parte de la investigación judicial se prioriza la búsqueda de pruebas que apunten a los sospechosos para lograr su detención, pero vimos como en el caso de Gisela, que esos elementos de prueba no alcanzan, es decir que no se investigó correctamente", sentenció.
Querellas gratuitas
Otro punto que marcó García de falencias para las víctimas, fue la falta de soporte técnico de los abogados.
"Nosotros tenemos los medios económicos para constituir una querella, pero a través de la Fundación Micaela estamos reclamando que desde el Estado se fije como política la existencia permanente de querellantes que sean gratuitos para personas de escasos recursos", exigió para graficar: "Hoy el sistema penal dispone para un acusado un abogado oficial de la Justicia de modo gratuito, que está bien, pero las víctima o los familiares deberían tener la posibilidad de acceder gratis a un abogado querellante".
"Creo que lo que pedimos es de absoluta igualdad de condiciones y de sentido común, porque si no pasa lo de Gisela. La familia no pudo contar con un querellante que pudiera darles una mano", remarcó para aclarar que en el caso Micaela cuentan con el asesoramiento de un profesional "que está controlando muy bien la causa colaborando en un todo con la fiscalía"
"El tema es cuando el fiscal no muestra mucha voluntad de que los hechos se esclarezcan, allí, el abogado querellante tiene una importancia mucho mayor", marcó García a UNO.

"El Estado debería garantizar que cualquier persona, en este caso los familiares de Gisela, tengan todos los medios para que se haga justicia. De lo contrario, hay una situación de desigualdad. Hay una justicia para el que tiene dinero y una justicia distinta para el que es más pobre", reflexionó.

Comentarios