Desalojo
Miércoles 26 de Julio de 2017

Desalojaron a ocupas que vivieron dos años en una pequeña casa de la plaza

El matrimonio agredió a los trabajadores municipales del Paseo Jardín en Paraná. Luego de la pelea el hombre fue detenido y la mujer se retiró del espacio público.

Por un conflicto entre una pareja que desde hacía dos años vivía en un depósito del Paseo Jardín y los trabajadores municipales terminó en la intervención policial y judicial que culminó con el desalojo de los ocupantes y el recupero de la construcción ubicada en el predio lindante a las calles De la Torre y Vera y Moreno.

Embed

Desde la Policía se informó a UNO que a las 9 se produjo un nuevo incidente por parte de los ocupantes de la construcción y los trabajadores municipales que pretendían limpiar, ordenar y pintar.

Frente a la resistencia y amenazas de muertes efectuadas, en especial por el hombre de 44 años, es que se solicitó la intervención del personal del 911 y de la comisaría Octava.

El acusado de las amenazas y otras situaciones de violencia fue derivado a la comisaría para una correcta identificación, en tanto que la señora "fue invitada" a liberar el espacio ocupado. De esa manera, la pareja del detenido, voluntariamente juntó sus pertenencias y las trasladó hasta la calle con el fin de trasladarse hasta su ciudad natal, María Grande.

El demorado, recuperó la libertad en horas del mediodía y tras la disposición se le informó que no podría volver a ocupar el depósito municipal de Paseo Jardín.

Los cruces entre la pareja y los municipales se profundizaron en los últimos meses, cuando se pretendió ordenar el espacio público. Los trabajadores y las autoridades fueron permeables a la ocupación ilegal, pero con el paso del tiempo, y frente a los incidentes decidieron avanzar con el desalojo y recuperar el espacio ocupado por la pareja.

Diferente situación
En tanto, llegó a UNO un mensaje donde se mencionaba que en la zona del antiguo atracadero de balsas, en avenida Estrada, desde hace bastante tiempo una familia ocupa un espacio -que antes era controlado por el Ejército- y que ingresó con autorización oficial de las Fuerzas Armadas.
Estas personas son las que normalmente están encargadas del ordenamiento vehicular en los boliches de la zona.
Consultadas las autoridades de la comisaría 11, mencionaron que no habría ningún tipo de ilegalidad en la ocupación de esa parte de la construcción aledaña al arco de ingreso del río, habida cuenta que fueron autorizados, en su momento, por los responsables de la guarnición militar.

Comentarios