Violencia machista
Viernes 28 de Julio de 2017

Denunciaron a un Cadete de la Escuela de Policía por intentar abusar de aspirantes

El joven que cursa el segundo año, en Paraná, podría ser expulsado en las próximas horas luego de ser acusado por tres cadetes de primer año.

Un cadete de segundo año de la Escuela Salvador Macia, de Paraná, fue denunciado internamente por tres alumnas del primer año que consideraron haber sido víctimas de intentos de acosos y abusos sexuales simples.

Se hizo saber a UNO que las autoridades de la Escuela de Policía ni bien se enteraron de los incidentes, ordenaron apartar inmediatamente al cadete acusado, y que este lunes se presentará con un abogado para ser sometido a una junta especial, donde podría determinarse su expulsión.

Los hechos que se investigan internamente y que podrían derivar en una denuncia penal contra el joven de 22 años, ocurrieron en las últimas semanas. De esta manera, en situaciones diferentes, pero siempre dentro de la Escuela de Policía, el cadete de segundo año, aprovechando tal condición imponía autoridad a las de primer año.

Si bien puede ser "algo normal" en la vida interna del instituto policial lo que no está permitido, son las acciones indecorosas o intentos de manoseos y caricias en las partes íntimas de las jóvenes de 18 y 19 años, una de ella de Paraná y las otras dos en el interior de la provincia.

El acusado, aprovechaba algunos horarios para cruzarse con las víctimas y solicitarle el traslado de elementos de la escuela o bien mejorar la limpieza del lugar. Allí, es donde aprovechaba para querer seducirlas o directamente avanzar con los denominados abusos sexuales simple, con tocamientos y caricias.

Lo cierto es que en un lapso de 72 horas, llegaron por separados las quejas a los oficiales a cargo del primer año que iniciaron los informes que llegaron a las máximas autoridades de Institutos Policiales, quienes ante los hechos decidieron dos medidas inmediatas: apartar de sus funciones al acusado, al que se le dio un plazo de 30 minutos el miércoles para que juntara su ropa y elementos particulares y se retirara del establecimiento.

Además se lo notificó oficialmente que el lunes deberá presentarse en la dirección con un abogado para el sumario en la Junta que podría determinar su expulsión.

El otro punto que se dispuso instantáneamente, fue asesorar a las tres víctimas en los caminos a seguir.
Las tres jóvenes siguieron en sus tareas habituales sin inconvenientes, y fueron asistidas por profesionales. En esa instancia, se les informará las acciones que podrían emprender internamente, como en la instancia judicial.

UNO conoció que, si bien hay elementos de pruebas importantes para poder demostrar la existencia de los hechos, el cadete tendrá el derecho al debido proceso interno.

Una vez, que el proceso concluya, y por el tenor de la acusación, es muy probable que se tome la medida de expulsarlo de la institución. Además, es altamente probable que por el asesoramiento jurídico que se le brinde a las alumnas víctimas de los hechos, se realicen presentaciones en la fiscalía de Violencia de Género y Abuso Sexual.

Las autoridades policiales y de la Escuela de Policía, señalaron que no se permitirá bajo ningún punto de vista este tipo de situaciones que afectan al personal femenino del establecimiento, como también a los cadetes de los distintos cursos.

Comentarios