Policiales
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Cuatro niños internados graves por tremendos e increíbles incidentes

Las víctimas, menores, sufrieron: un accidente en una pileta, el restante se cayó de una camioneta; otro fue incendiado en una aparente picardía de niños, y el último fue quemado involuntariamente por su abuela mientras preparaba el té. Todos están delicados en el San Roque.

En distintas salas del hospital San Roque de Paraná se encuentran internados en delicado estado de salud, cuatro niños de entre uno y 13 años que sufrieron accidentes muy llamativos, pero que determinaron la pronta atención médica merced a los golpes, secuelas o quemaduras que padecieron.
Asfixia por inmersión
A UNO se informó, que ayer a la tarde se produjo el traslado desde el hotel Maran Suite de una niña de 13 años, oriunda de Santa Fe, con signos de asfixia por inmersión. En la pileta climatizada se encontraba la menor y fue encontrada dentro de la misma por un tío. Se estableció que tenía un principio de asfixia por inmersión por lo que fue derivada al materno infantil.
Allí se estableció que había padecido un paro cardiorespiratorio por lo que fue derivada hacia la unidad de Terapia Intensiva.

Un golpazo en el abdomen
En tanto, en la jornada del sábado ingresó al San Roque una nena de 8 años con importantes golpes y lesiones abdominales.
Se indicó a UNO que la menor se encontraba en la casa de la abuela en calle Austria. Aparentemente mientras jugaba, se cayó de una camioneta y se golpeó severamente el abdomen con el paragolpes.
En el nosocomio, se estableció que había padecido un importante traumatismo de abdomen cerrado, pero debió ser derivada a la Unidad de Terapia Intensiva por una importante hemorragia interna.
Le prendieron fuego
Otro incidente que se está investigando, es lo sucedido con un pibe de 12 años, en la ciudad de Nogoyá.
Según se supo, el menor iba en bicicleta transitando por calle Entre Ríos, cuando imprevistamente otro menor conocido lo roció con nafta y le prendió fuego que le afectó directamente la cara, las piernas y sus genitales.
Tras ser asistido en el hospital San Blas de Nogoyá, se dispuso se traslado urgente hacia Paraná. En el San Roque se estableció que tenía el 20 por ciento del cuerpo con importantes quemaduras.
Desde la Policía se hizo saber a UNO que en la mañana de este domingo se le practicó una cirugía reconstitutiva, y tras cuatro horas de intervención fue llevado a la sala de Cirugía.

Té muy caliente
El último menor ingresado en las últimas horas al hospital especializado en niños, es un paciente de un año de edad derivado de la localidad de María Grande.
Se señaló a UNO, que en calle San Martín al 300 de esta localidad de Paraná Campaña, se encontraba la abuela de la criatura preparando un té. En un momento determinado, el nene accidentalmente se lo tiró encima.
Ante esto, en la madrugada de este domingo fue enviado de urgencia al hospital San Roque, donde se constató que tenía afectado el 10 por ciento del cuerpo con quemaduras tipo A y B en la totalidad del rostro, las orejas, los hombros, el antebrazo y la mano derecha.

Comentarios