Violencia de género
Miércoles 26 de Abril de 2017

Condenaron a seis meses de prisión a un hombre que golpeó y cortó a su pareja

La mujer tenía una bebé en sus brazos cuando ocurrió el hecho.

Vivía en un hospedaje con la víctima y la hija de ambos de poco más de 1 año. Desde hacía cuatro meses estaba en Gualeguaychú y estuvo casi cuatro años en la cárcel de Campana. Fue declarado reincidente.



Se llama Luis Miguel Crisi, tiene 27 años, y golpeó a su pareja durante dos días hasta que fue denunciado por los vecinos. El mismo se convirtió ayer en el condenado número 16 en Gualeguaychú por violencia de género en lo que va del año.



Recibió una pena de 6 meses y 15 días de prisión efectiva, porque se lo declaró reincidente, por los antecedentes que cosechó cuando vivía en Zárate. Permaneció 3 años y 10 meses en la cárcel de Campana por robo a mano armada con arma blanca, entre otros.



Pero ahora fue condenado en Gualeguaychú -en un juicio abreviado presidido por el juez de Garantías, Guillermo Biré- por haber sido imputado por el fiscal Facundo Álvarez de "lesiones leves doblemente agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género" y por dos hechos de "amenazas simples".


En el juicio, el joven reconoció los hechos y renunció a los demás plazos de impugnación, quedando automáticamente firme la sentencia. Fue trasladado a la Colonia Penal Nº 9 El Potrero.


***
El hecho



Crisi es oriundo de Buenos Aires y llegó a Gualeguaychú a principios de 2017. Junto a su pareja, con quien mantenía una relación desde hacía dos años, y la hija de ambos de 1 año y 3 meses, se instalaron en un hospedaje en Andrade al 400.


El 18 de marzo pasado, estando en la habitación que alquilaban, Crisi mantuvo una fuerte discusión con su mujer y ante la mirada de su hija la golpeó. Mientras le gritaba "hija de put. . . , te voy a matar", le propinó golpes de puño en la cabeza y en distintas partes del cuerpo. No satisfecho con eso, tomó un cuchillo de cocina y volvió a amenazarla con matarla, tirándole varios puntazos hasta cortarla a la altura de la rodilla.


Pero fue por lo sucedido al día siguiente que finalmente fue detenido. La víctima le recriminó que no volviera a pegarle delante de su hija y esto enfureció al hombre, que se exaltó y comenzó a gritarle, a la vez que le propinaba golpes de puño en la cabeza. Le gritó que se iba a ir de ese lugar cuando él lo quisiera y volvió a amenazarla, diciéndole que "la iba a matar a ella y a la nena".


Una mujer que también vive en ese hospedaje, escuchó lo que estaba sucediendo y llamó a la Policía. En cuestión de pocos minutos, un móvil del Comando Radioeléctrico llegó al lugar ubicado a solo tres cuadras de la Jefatura y detuvo al sujeto, que en ese momento portaba un cuchillo en su cintura.


Desde el 19 de marzo quedó alojado en la Policía y el fiscal Álvarez logró que se le dictara una prisión preventiva, que se le mantuvo hasta ayer, porque se consideró que si se le otorgaba la libertad podía volver a amedrentar a su ex mujer o incluso fugarse a Buenos Aires. Tras el juicio fue llevado a la cárcel.



Fuente: El Día de Gualeguaychú

Comentarios