Policiales
Jueves 01 de Junio de 2017

Cinco personas declararon por el caso Gustavo Manessi: dudas en torno a su muerte copy

La Fiscalía intenta construir las últimas horas del joven de 31 años que apareció muerto en Padilla al 1600 el miércoles. Los testimonios son de personas allegadas y otras que tuvieron un circunstancial contacto.

El fiscal Gonzalo Iglesias, que investiga la muerte de Gustavo Manessi hallado sin vida en calle Padilla al 1600, del barrio Sargento Cabral, confirmó esta tarde que se tomaron cinco testimoniales a personas vinculadas a los últimos momentos con vida del hombre de 31 años.

"Han sido cinco testimonios de personas que compartieron los últimos momentos con él y también alguna que otra persona que ha tomado circunstancialmente algún contacto con el muchacho", explicó.

"Una persona manifestó haberlo encontrado tirado en la calle. De lejos dijo que le parecían unos bultos pero luego se acercó y se encontró con la persona fallecida. Todo ello en virtud de que le había llamado la atención el ladrido de un perro", agregó Iglesias.

Embed





iglesias gonzalo
<b>A cargo</b>. El fiscal investiga el suceso como
A cargo. El fiscal investiga el suceso como "muerte dudosa".


En torno a las causas que generaron la muerte de Manessi, Iglesias indicó que aún no han podido ser establecidas por lo que se ordenó la autopsia del cuerpo en la morgue judicial. "El médico policial, en principio, no había recomendado la autopsia en virtud de que a priori no existía ningún tipo de signo de violencia. Luego por manifestaciones de la familia y ante la faltante de algunos de sus elementos personales consideramos ordenarla", detalló el fiscal.


Cerca de su domicilio

Manessi fue encontrado sin vida en Padilla al 1600, a metros de la avenida General Paz. Fue visto por última vez en la noche del martes luego de una reunión con amigos. Su cuerpo fue hallado por vecinos del lugar en la madrugada del miércoles, jornada en la que fue reconocido por sus familiares.

El cuerpo estaba tirado en el suelo y no tenía ni su celular ni tampoco su mochila la cual llevaba dentro un disco rígido, situación que causó cierto misterio en torno a su deceso.


El joven estudiaba en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Nacional del Litoral y vivía a tan solo cuatro cuadras de donde fue encontrado muerto, en Pedro Díaz Colodrero al 1800.

Comentarios