Policiales
Domingo 06 de Agosto de 2017

Celos y gas pimienta arruinaron una fiesta en Paraná


Un confuso episodio tuvo lugar ayer en un boliche ubicado en el la calle Dean Alvarez, en la capital entrerriana.
Según confirmó el Comisario Mayor Antoniow, Jefe de la Departamental Paraná de Policí, una mujer de 46 años fue identificada tras arrojar gas pimienta dentro del local.
El hecho provocó malestar y confusión entre los presentes, que se vieron afectados por el efecto de esa sustancia química que suele ser usada como una herramienta de defensa personal ya que produce un profundo ardor e irrita ojos y piel.
Trascendidos indicaron que la mujer señalada como responsable activó el difusor de la sustancia al advertir la presencia de otra mujer con quien tendría algún conflicto preexistente y que de inmediato, todos los presentes debieron abandonar el local.

Además, a través de las redes sociales se vinculó el caso a un concejal paranaense, sin embargo el hecho fue rapidamente desmentido por el mismo-

Cómo quitar el gas pimienta de los ojos


Si te rociaron gas pimienta o de alguna manera te entró a los ojos, estarás desesperado por quitártelo. El gas pimienta produce una sensación de ardor muy fuerte en los ojos, lo que provoca que se cierren. Puede causar inflamación en la piel y dificultad para respirar, que puede ser especialmente peligroso para las personas con asma. Existen varias maneras diferentes de quitar el gas pimienta de los ojos, pero no esperes que el dolor desaparezca de inmediato.



wikihow.PNG


1 - No te toques los ojos. El gas pimienta es una sustancia basada en aceite que provoca una irritación intensa en los ojos y la piel. Si te entra a los ojos, resistí la tentación de frotártelos y tocarte la cara. Eso último solo extenderá el aceite y aumentará la zona afectada. No te toques la cara, pero parpadeá mucho para que tus ojos lagrimeen. Parpadear produce líquido, lo cual ayuda a iniciar el proceso de eliminación de los residuos del gas de tus ojos.

2 - Quítate los lentes de contacto. Si usas lentes de contacto cuando te entra gas pimienta a los ojos, quítatelos de inmediato. Los residuos del gas se pegarán en los lentes y la irritación en tus ojos continuará. Desecha los lentes. Incluso limpiarlos no eliminará los residuos. Después de quitarte los lentes, sumerge tu cara en agua fría y limpia. Abre y cierra los ojos bajo el agua varias veces.


3 - Ten presente el tiempo que pueden durar los síntomas.
Incluso si consigues enjuagar tus ojos, los síntomas pueden persistir. La irritación de los ojos puede extenderse desde 30 minutos hasta más de dos horas. La inflamación del recubrimiento de la garganta también puede provocar dificultad respiratoria hasta por una hora. Si tus síntomas son particularmente intensos o duran más que esto, debes ir a un hospital o a un centro de atención ambulatoria. Si tienes asma, el gas pimienta puede provocar dificultad respiratoria grave y debes recibir un tratamiento médico de emergencia.


4 - Enjuaga tus ojos con agua. El gas pimienta deja un residuo aceitoso sobre la piel y en los ojos que debes limpiar lo antes posible. La manera más sencilla de hacerlo es simplemente enjuagar tu cara y ojos con agua fría. Debes hacerlo durante al menos quince minutos. Después de hacerlo, deja las zonas afectadas al aire libre. Que queden expuestas al aire ayuda a que el irritante se evapore después de haberte enjuagado los ojos con agua. Si tienes acceso a un lavabo o bebedero úsalo. De lo contrario, usa todo el agua limpia que puedas conseguir. También puedes pararte bajo una ducha de agua fría para enjuagarte.

5 - Considera añadir jabón. Enjuagar tu cara y ojos con agua puede ayudar a quitar los residuos aceitosos de gas pimienta. Para ayudar a eliminarlos de tu piel, puedes añadir un poco de jabón suave que no sea a base de aceite o lavavajillas. Prepara una solución de una cuarta parte de detergente suave con las tres cuartas partes de agua fría. Con los ojos firmemente cerrados, sumerge tu cara en la solución durante veinte segundos. Enjuaga tu cara y repite el proceso diez veces.
Renueva la solución después de cada enjuague para que no coloques tu cara nuevamente en agua con gas pimienta. No te pongas jabón en los ojos. Solo los irritará más.

6 - Salpica leche sobre tu cara. Las personas a menudo usan leche para contrarrestar el gas pimienta. La leche puede aliviar el ardor a causa del gas, pero no limpiará los aceites y residuos. Puedes usarla para aliviar el ardor en tu piel para que sea más fácil enjuagar eficazmente tus ojos. Mantén los ojos cerrados y salpica leche entera sobre tu cara.
La leche es menos eficaz para eliminar los remanentes de gas pimienta que lavar con agua o una solución salina. Asimismo, los expertos advierten que no es estéril. Otra forma de aplicar leche es verter un poco en una botella de aerosol limpia. Con los ojos cerrados, rocíala sobre tu cara. Esto puede disminuir la irritación que experimenta tu piel, lo que a su vez puede facilitarte que luego enjuagues tus ojos con agua de manera más eficaz. Sin embargo, ten presente que el dolor a causa del gas pimienta es inmediato e intenso y tal vez no tengas tiempo de realizar este paso adicional.
Las investigaciones concluyeron que existe poca diferencia efectiva en el alivio del dolor entre el uso de leche y el de agua.

Fuente / Wikihow


Comentarios