Caso Sergio Witschi
Martes 29 de Agosto de 2017

Caso Witschi: apuntaron a fallas en los controles de la comercialización

Fuentes conocedoras del negocio admitieron que las operaciones "en negro" ponen en riesgo la vida del trabajador. Consideran que la misma responsabilidad alcanza a los organismos estatales del control. Intervino el gremio y Trabajo

El asesinato del camionero paranaense Sergio Witschi ocurrido el viernes a manos de delincuentes que dispararon desde la banquina de la ruta nacional 14, en la provincia de Misiones, dejó una serie de interrogantes que trascienden a la investigación policial del trágico hecho.

¿Cómo es posible que un trabajador traslade la recaudación de la mercadería comercializada, si ello excede su responsabilidad? Es lo que muchos se preguntaron apenas conocido el hecho, pero que vale analizar desde el contexto de la cadena de comercialización y los actores involucrados.

LEE MÁS >>> Crimen del camionero en Misiones: la policía investiga tres pistas concretas





Fuentes consultadas por UNO que pidieron preservar su identidad aseguraron que el crimen del camionero se podría haber evitado. Y le apuntaron, primero, a la responsabilidad empresaria y, en segundo término, a una práctica habitual en frigoríficos medianos y pequeños que apelan a conseguir mayores ganancias: la comercialización de medias reses en negro que terminan poniendo en riesgo la vida de los trabajadores.


Similar responsabilidad -agregaron con conocimiento de causa- les cabe a los organismos estatales de control que deberían impedir este tipo de transacciones. Allí aparecen el Senasa, en mayor medida la AFIP y la Policía, en ese orden. "Esa mercadería se debería comercializar a través de transferencias bancarias y con cheques. Pero hay ventas en negro que no se declaran, por lo que la AFIP debería endurecer un poco más los controles. Si se faenan 200 vacas tendrían que comercializarse 400 medias reses", se precisó a este medio.
Respecto de otros antecedentes violentos que hayan involucrado a trabajadores de la industria cárnica, se indicó que se registraron casos de personas golpeadas o secuestradas. Este tipo de maniobra escapa a las grandes plantas cárnicas, debido a que manejan un mayor volumen de faena y exportan sus productos al exterior.

El crimen que se encuentra en plena etapa de investigación, golpeó con fuerza a la familia de la víctima y todo su entorno.

Más información en la edición impresa de Diario UNO de Entre Ríos

Comentarios