Juicio por homicidio
Jueves 27 de Julio de 2017

Avanza el juicio por la muerte de un joven de Santa Elena

Sebastián Espinosa murió de un escopetazo efectuado por Hugo Alejandro Rivero, en lo que habría sido una broma, según la hipótesis principal del hecho ocurrido en la madrugada del 4 de mayo de 2015.

En el juicio contra Hugo Alejandro Rivero, de 27 años se trata de determinar si el joven acusado de matar a Sebastián Espinosa de 24 años actúo con negligencia o dolo cuando manipuló la escopeta que tenía en el drugstore que atendía en una estación de servicios en la ciudad de Santa Elena.


Espinosa murió de un escopetazo efectuado por Rivero, en lo que habría sido una broma, según la hipótesis principal del hecho ocurrido en la madrugada del 4 de mayo de 2015, en la estación de servicios Nueva Rhasa, ubicada en avenida Perón y Tratado del Pilar. El kiosco era atendido por un amigo y Sebastián le hizo una broma habitual, una especie de "amenaza", y Rivero le apuntó, también en el mismo sentido, con una escopeta que tenía debajo del mostrador. Al manipularla se disparó y lesionó en el abdomen a su amigo.


En la jornada de ayer declararon ocho testigos, siete amigos de la víctima que coincidieron en señalar que Espinosa y Rivero no eran amigos. Es más, abonaron la idea de que el acusado miente cuando da la versión de la broma porque ellos sostienen que Espinosa no era de hacer ese tipo de chistes. Hoy sigue el juicio.

Comentarios