Desaparecido
Martes 05 de Septiembre de 2017

Aún no hay rastros de José Moretti tras dos semanas de búsqueda

El joven de 25 años padece problemas mentales, se fue de su casa en Federación, dicen que se iba a Paraná, pero todo es incertidumbre

José Daniel Alfredo Moretti tiene 25 años, padece problemas de salud mental y hace dos semanas se fue de su casa en la ciudad de Federación, pero no regresó. La búsqueda se extendió hasta Paraná y también otras localidades de la provincia, pero hasta ahora no encontraron ni un solo rastro del joven. Alfredo, el padre, habló con UNO y pidió colaboración a quienes puedan verlo: "Siempre anda con una biblia chiquita en la mano", dijo. Ayer se presentó un proyecto en la Legislatura provincial para instar a la Policía a profundizar los esfuerzos para encontrarlo.


Fue el martes 22 de agosto, cuando José salió de su casa y, según afirmaron testigos, se subió a un colectivo en la terminal de ómnibus de su localidad. Dijo que se iba a Paraná, por lo que la búsqueda se extendió a la capital entrerriana, pero por el momento aquí nadie dijo haberlo visto.

No tenemos ninguna novedad, la Policía lo anda buscando, nosotros también. El sábado anduve por Paraná buscándolo con la Policía pero no tuvimos ni noticias de que lo hayan visto", contó Alfredo. "Dicen que se tomó un colectivo y no se sabe bien, dicen que llegó a Paraná pero nadie lo vio", agregó. Consultado sobre las cámaras de vigilancia de la Terminal de Paraná y de la zona, contó: "Dicen que se ve muy poco. Mi hija fue a Derechos Humanos y denunció también, pero no hay ni un indicio".

Respecto de la confirmación de que su hijo se haya subido a un colectivo aquel día, Alfredo recordó: "Acá vinieron a avisarme conocidos de él que me comentaron que lo vieron, al que pide el boleto en el colectivo le dijo que iba a Paraná".

Era muy raro que José se ausentara, "a veces se iba a Chajarí o Mocoretá y volvía, a Paraná nunca, hace dos o tres años, pero era cuando andaba bien".

Sobre los datos que se han recibido en Paraná, el hombre dijo: "Una sola señora dijo que podía ser alguien parecido que vieron en la Catedral, que el otro viernes (el 25 de agosto) había ido a pedir comida, que era más o menos parecido a él, pero buscamos y preguntamos en esa capilla que dan de comer pero no nos dijeron nada que lo hayan visto".

Tratamiento y religión
Alfredo contó que su hijo sufrió un accidente de tránsito hace cinco años, en el que se fracturó los brazos y tuvo un golpe leve en la cabeza, pero se recuperó favorablemente. "Terminó la escuela lo más normal y quería seguir Profesorado de Inglés porque sabe bastante, y también Portugués. Pero después se bajoneó y empezó a andar mal, terminamos llevándolo a Sala 8 del hospital Masvernat de Concordia, que es psiquiátrico. Lo trataron primero como drogadicto, pero él no era así, y entonces lo trataron y le dieron unas simples pastillas y anduvo como ocho o nueve meses bien, laburaba conmigo, trabajamos en las quintas y andaba bien", contó el padre.

Un tiempo después se produjo el cambio que derivó en esta situación angustiante. "Empezó a laburar menos, y se metió mucho con la Biblia, decía 'Dios me va sacar, no preciso pastillas', y ahí se perdió".

"Ahora la Policía lo anda buscando, el otro día me llevaron y anduvimos por todos lados, pero lo peor es que no tenemos que lo hayan visto, eso es lo que pasa", lamentó.

Alfredo dijo sobre su hijo: "No es de pedir comida y se fue con poca ropa. Siempre anda con una Biblia chiquita, si ve un policía les sabe leer. Se le puso en la cabeza algo místico que quiere ser tipo profeta. Él puede andar de día, a la noche no es de salir, puede ser que alguien le haya ofrecido para parar y le den de comer".

Comentarios