Femicidio
Viernes 14 de Julio de 2017

Al exmarido de Susana Villarruel le endilgan un delito que contempla perpetua

Ramón De la Cruz Ortiz se abstuvo de declarar. El fiscal lo acusó por homicidio triplemente calificado y seguirá detenido

Mientras avanza la investigación por el femicidio de Susana Villarruel ocurrido el lunes por la mañana en Gualeguaychú, ayer por la tarde el fiscal Martín Gil citó a declarar al principal sospechoso, Ramón De la Cruz Ortiz (expareja de la víctima), y le imputó el delito de Homicidio triplemente calificado, cuya pena única es la prisión perpetua. En tanto, se espera que hoy se conozca un informe preliminar de la autopsia sobre la causa de la muerte.


El hombre de 39 años tiene varias pruebas en su contra, entre ellas sus propias contradicciones al momento de pedir ayuda para encontrar a la mujer que se estaba desaparecida. Además, ayer en horas de la madrugada, personal policial de la Jefatura Departamental Gualeguaychú volvió a allanar el domicilio del acusado y se secuestraron elementos de suma importancia para la valoración como prueba en la causa. Asimismo, los efectivos de Criminalística realizaron un segundo rastrillaje en la zona de arroyo El Cura, donde se encontró el cadáver, y se hizo una planimetría del lugar.


El cuerpo de la víctima fue trasladado ayer a la morgue judicial de Oro Verde, donde el cuerpo médico forense comenzará hoy a practicar la autopsia. Se presume que esta tarde el fiscal podría tener un avance preliminar en el cual los profesionales le indiquen cuál fue la causa del deceso. De todos modos, se adelantó que se observaron golpes y heridas de arma blanca.



---> LEER MÁS SOBRE EL FEMICIDIO DE SUSANA VILLARRUEL <--




En la reconstrucción de lo sucedido, se sabe que Susana salió de su casa del barrio Toto Irigoyen el lunes a las 7 y se iba a encontrar con un abogado. De la Cruz Ortiz dijo que fue para entregarle dinero, la dejó en la parada de colectivo y él luego se fue en un remís. Cerca de la medianoche el hombre se presentó en la comisaría octava para denunciar la desaparición de Susana.


Ningún colectivero de la línea que pasa por el lugar dijo haber subido a Susana como pasajera aquella mañana. Una vecina de la zona, declaró ante el fiscal que escuchó "gritos desgarradores" de una mujer a las 7.20 del lunes, en las inmediaciones del lugar del hecho, y afirmó que llamó al 101 del Comando Radioeléctrico, pero nunca llegó a la comisaría el aviso para ir a constatar qué sucedía. Esto demandó una investigación paralela para saber qué sucedió.


El delito que el fiscal Gil imputó a De la Cruz Ortiz es Homicidio triplemente calificado: por el vínculo (ya que eran matrimonio, con trámite de divorcio iniciado recientemente por Susana), por violencia de género y por alevosía.


Se dispuso la prisión preventiva mientras avanza la Investigación Penal Preparatoria.

Comentarios