Venta de drogas
Domingo 16 de Abril de 2017

Ajuste de cuentas narco deja dos heridos y a la zona oeste convulsionada

Esta madrugada ingresaron dos personas con heridas de balas al hospital San Martín de Paraná. La policía reconoció que "son problemas de vieja data" en un área caliente por el tráfico y consumo de estupefacientes.

El llamado a la Comisaria Decimosexta lo realizó una madre después de que su hija, de 16 años, quedara en el medio de un ajuste de cuentas.


La mujer tiene 36 años y vive en la esquina de Ñandubay y La Cautiva, en la zona oeste de Paraná. Las primeras versiones aparecieron en la madrugada de este domingo, luego de que un adolescente de 16 años y una persona mayor de edad cayeran con heridas de bala.


El chico de 16 años estaba con su novia y los acompañaba el mayor de edad. De repente vieron llegar una moto, con dos ocupantes, que frenó frente a ellos. Imitando a los sicarios colombianos, el acompañante bajó y comenzó a disparar.


No estaban solos, tenían refuerzos en una camioneta que se frenó en Ñandubay y Los Jacarandaes, a menos de 100 metros. Los testigos observaron descender a un hombre que también efectúo algunos disparos.


tiroteo.jpg


En total habrían sido 10 detonaciones en pocos segundos. Fueron a matar pero no lo consiguieron.


El mayor de los dos heridos, el amigo del novio de la chica, quedó tendido en el piso. El novio tenía una herida a la altura del abdomen.


En minutos llegó la ambulancia y fueron trasladados al hospital San Martín.


El médico de turno en la Guardia informó que los dos agredidos tenían heridas de arma de fuego con orificio de entrada y salida. Uno, en la cadera y el otro, con orificio de entrada en zona abdominal y salida por la zona lumbar. Los dos están fuera de peligro, a pesar de las heridas.


Fuentes policiales confirmaron a UNO que en un primer momento los testigos habían reconocido a los autores de los disparos pero que en la comisaria entregaron otra versión.


El temor y los códigos que rodean al consumo y venta de drogas conspiran una vez más contra la investigación judicial.

Comentarios