Homicidio
Miércoles 07 de Junio de 2017

Acuerdan prisión por brutal ataque en el barrio Humito de Paraná

Un joven aceptó cinco años y cuatro meses por apuñalar a un amigo bajo el efecto de drogas

El consumo de drogas en los sectores más vulnerables de la población es el trasfondo de muchos de los crímenes que llegan a los Tribunales. En este caso, por partida doble: un joven que era soldadito de un narco de barrio Humito de Paraná sufrió la pérdida de su madre, asesinada por el vendedor de droga; poco más de un año después se peleó con amigos bajo los efectos de las drogas y resultó herido de ocho puñaladas, pero pudo sobrevivir. Ayer, el acusado del ataque admitió su responsabilidad, expresó que se siente culpable por lo que hizo y acordó cumplir la pena de cinco años y cuatro meses de prisión efectiva.

En la noche del 23 de diciembre de 2012, Sebastián Lascano tuvo problemas con dos conocidos del barrio: Macho Luchessi, Topo Quiroga y Agustín Rodríguez, conocido como Nano. Fue este último quien le asestó las puñaladas en la zona del tórax y el abdomen. Aparentemente, se había producido una discusión por el robo de una garrafa, pero nunca quedó del todo claro el motivo del ataque. Lo único cierto, probado y confesado por todos, es que habían consumido mucho alcohol y drogas.

Fue la única vez que Rodríguez estuvo involucrado en un hecho de violencia o delictivo. Ni antes tenía antecedentes ni después registró nuevos hechos de transgresión a la ley. Además de la víctima, un testigo lo señaló como autor de la agresión a Lascano.

Antes de ir a un debate oral, la fiscal Matilde Federik y el defensor oficial Luis Pedemonte, con la anuencia del imputado, acordaron que Rodríguez cumpliera la pena de cinco años y cuatro meses de prisión por el delito de Homicidio en grado de tentativa.

Respecto de Luchessi, se comprobó que solo le pegó a Lascano con la llave de una moto y luego huyó, por lo que le imputaron el delito de lesiones leves, que por el paso del tiempo ya prescribió. En tanto, Quirós no fue ubicado fehacientemente a en la escena del hecho, por lo que resultó sobreseído.

Ahora el tribunal analizará las pruebas del expediente para dictar la sentencia que homologaría el acuerdo arribado entre las partes para que Rodríguez comience con el cumplimiento de la sanción en la cárcel de Paraná.



***
Sin escapatoria



Alicia Lascano luchó por su hijo, en un contexto difícil, casi imposible: su hijo Sebastián había caído en el consumo de drogas y cooptado por el entonces narco del barrio Humito, Abelardo Sandoval. Logró sacarlo del dominio del vecino pero este no se lo perdonó. La noche del 30 de octubre de 2011 el hombre la mató a tiros a ella y a su pareja, Osvaldo Salvador. Sebastián quedó huérfano y recibió el auxilio de su tía, pero no estuvo la mano del Estado para ayudarlo, y al poco tiempo volvió a caer.


Comentarios