La Provincia
Lunes 01 de Junio de 2015

Polémico cobro por publicidad en locales

Años atrás se eliminó en Paraná, y hace poco en Nogoyá. Pero sigue en Gualeguaychú, Diamante y Colón. Reclamo de la CAME 

Una vez más, la Cámara de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME) reclamó que 118 municipios cesen el cobro de una polémica tasa que grava la publicidad que realizan los locales comerciales en su interior. Denominado Derechos de Publicidad y Propaganda, implica una demanda de 5.000 millones de pesos a las empresas que exhiben sus marcas en el interior de sus locales privados, y es recaudado por empresas privadas a través de la tercerización de los municipios.

En Paraná regía esta imposición, que fue eliminada durante la gestión municipal anterior. La polémica también estaba instalada en Nogoyá, donde fue quitada en 2014, a instancias de los reclamos y gestiones de la Federación Económica de Entre Ríos (Feder). Sin embargo, en el informe de la CAME de la realidad de este tributo a nivel nacional, se revela su continuidad en localidades entrerrianas como Diamante, Gualeguaychú y Colón.

“Desde el Ministerio de Economía de la Provincia se está instando a todos quienes tienen esta imposición, a que cesen porque consideran que no es pertinente”, dijo a UNO el presidente de Feder, Jorge López.

Según explicó, los municipios cobran por la exhibición con obleas o calcomanías, dentro de los locales, de las tarjetas de crédito a las que adhieren. “Como los comercios no pueden afrontarlos, el municipio le cobra directamente a las tarjetas, porque son solidariamente responsables”. Desde ese origen, se fue ampliando para gravar todo elemento que posea una marca de algún anunciante –apunta CAME– e incluye desde cenefas y otros materiales destinados a los anaqueles, hasta calcos, afiches, colgantes, banderines, leyendas promocionales en uniformes, calendarios, relojes, cajas exhibidoras de producto, exhibidores, heladeras y vidrieras.

Esto llevó a que la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra (Atacyc) impulsara un programa con CAME, para promover planes de 12 cuotas sin interés en aquellas localidades que eliminen ese gravamen.

Por esa razón, contó López, Paraná y muchas otras ciudades entrerrianas acceden recurrentemente y en determinadas fechas comerciales –Día del Padre, de la Madre, del Niño, Navidad, etc– con esos programas a una financiación mayor a las vigentes.

De un municipio en 2001, a 118 en 2014, en el país 

Para CAME, el derecho que se cobra “es insólito” porque la exposición de esas marcas se realiza dentro de los locales comerciales; es decir, dentro de un ámbito privado, sin uso del espacio público y sin necesidad de autorización, habilitación o control de los municipios.

En 2001 había un solo municipio que cobraba esa tasa, en 2009 eran 71 y a fines de 2014 eran 118. La particularidad es que los montos reclamados crecieron, generando transferencias de recursos millonarias desde los comercios a los municipios, sin que exista la contraprestación de un servicio que lo habilite a convertirse en una ‘tasa’, o el uso de un espacio público que habilite a cobrar un canon por prestación.

En la provincia de Buenos Aires son 26 (es decir, abarca a casi el 20% del total de los municipios), 31 en Santa Fe, 16 en Misiones, 10 en Mendoza, cinco en Chaco y Corrientes, cuatro en Córdoba, y tres en San Luis, Entre Ríos, Río Negro, Salta y Jujuy.
 

Comentarios