Atlético Paraná
Lunes 10 de Octubre de 2016

"Podemos jugarle de igual a igual a todos"

Jonathan Belforte indicó que el entrenador Darío Ortiz les recalca que Atlético Paraná puede ser protagonista.

Atlético Paraná dio una lección táctico en la tarde del sábado. El Decano pisó con firmeza y personalidad el impecable verde césped del estadio de Chacarita Juniors. Le jugó de igual a igual. En realidad, le faltó el respeto. Se burló de la racha positiva que registraba el Tricolor. Por eso dio el golpe. Por eso festejó. "Estamos contentos por el triunfo importante que conseguimos de visitante. Trabajamos el partido muy inteligente. Sabíamos lo que íbamos a ser y lo hicimos bien. Por eso me siento mucho más aliviado sabiendo que hicimos lo que planteamos durante la semana", indicó Jonathan Belforte, quien abrió las puertas de su casa para repasar con Ovación la victoria del Gato.


—En el torneo pasado realizaron un gran primer tiempo ante Chacarita, pero perdieron: ¿Se tuvo en cuenta ese partido o planificaron otra historia?
—Lo que venimos del torneo pasado y jugamos de titular sabíamos de la idea de juego del técnico de ellos, que se defiende con la pelota, son pacientes y no se apuran en ningún momento. Después Darío (Ortiz), sin pensar en lo que vivimos en el torneo pasado, planteó la misma idea que teníamos sobre el conocimiento del rival. Le faltaron algunas piezas a Chacarita, pero no dejó de ser la misma idea que vienen sosteniendo desde el torneo pasado. Este partido lo planteamos muy bien, fuimos muy inteligentes. Sabíamos que ellos adelantaban muchos sus líneas y lo primero que debíamos tener era la paciencia para meter pases precisos para que, entrando desde metros atrás, no quedar adelantado y sí mano a mano.


—El 2 a 0 del primer tiempo le dio un marco de justicia, pero la diferencia pudo ser mayor.
—Si nos hubiésemos ido con el 1 a 0 hubiera sido un poco preocupante porque el rival se iba a venir. Incluso el 2 a 0 es un resultado peligroso porque si descontaban se iban a venir "a la carga barracas" y después nos podían empatar un partido sin tantos merecimientos después del primer tiempo que hicimos. Gracias a Dios sobre la hora pudimos meter el segundo y encontramos un poco de alivio. Estoy contento por eso, porque se trabajó inteligentemente, le cortamos los circuitos de pases ellos teniendo la pelota, pero sin ser profundos y nosotros lastimando en los momentos justos.


—Tuviste un duelo especial con Nicolás Oroz.
—Es un jugador importante para Chacarita, es desequilibrante. En el primer tiempo el equipo funcionó al cortarle toda línea de pases.


—¿La idea era anularlo a él específicamente?
No solamente con él. Pensábamos que iba a jugar Mellado que es un volante que tiene más verticalidad a la hora de dar pases y dejar a un compañeros mano a mano para que encare con los centrales y a último momento quedó afuera. Sabíamos que iban a tener mucha paciencia con la pelota Al cortarle el circuito respondimos. Cuando teníamos que tirar larga, lo hicimos, cuando hubo que correr, corrimos y cuando tuvimos que jugar por momentos jugamos. Ellos, al adelantar tantos las líneas, teníamos la presión tan alta que daba para meter el pase profundo.


—¿Esta fue la victoria más importante del equipo en la categoría?
—Tomándolo como institución, jerarquía, equipo y ganarle en su casa e idea de juego es importante, pero tenemos que tomar cada partido como una final. No nos importa el rival que tenemos enfrente. Darío y su cuerpo técnico no está metiendo eso en la cabeza que podemos jugarle de igual a igual a cualquier equipo y en cualquier cancha y eso está quedando demostrado. De menor a mayor este equipo va creciendo. A uno lo pone orgulloso por el compromiso que pone todo el plantel. No solo de los 18 que viajan, sino de todos, de los que quedan acá entrenando


—La lucha interna lleva al crecimiento del juego colectivo.
—Por eso valoro mucho a los chicos que no han jugado porque están haciendo un esfuerzo enorme para jugar, pero solo entran 11 a la cancha. La competencia que se creó es sana y saber que este cuerpo técnico no se casa con ningún jugador le permite saber que van a tener la chance de jugar y eso es importante. Entonces quien está afuera se siente tan importante como el que está jugando.


—Chacarita ya es historia. No se pueden relajar.
—Ya disfrutamos el triunfo. Ahora ya pensamos de lleno desde hoy (por ayer) el partido con San martín de Tucumán. Es un rival que no viene bien, pero es grande en la categoría. Igual tenemos que pensar en lo que podemos hacer nosotros. Sabemos que el equipo está bien, que este triunfo va a dar más confianza, pero no hay que relajarse. Es un campeonato larguísimo y hay que tomar cada parido como si fuese una final como lo estamos demostrando. Tenemos que pensar en partido tras partido y no ir más allá. Tenemos este partido entre semana, después el viaje a Misiones. Primero tenemos San Martín que no viene bien y que es un rival directo. Pensando más en lo que tenemos que hacer y estando bien desde lo físico, el orden y lo aceitado que vamos a sumar muchos puntos.



Comentarios