Policiales
Martes 15 de Diciembre de 2015

Pistas sin nombres sobre el tiroteo en Villa Sarmiento

Aún no se identificó a los motociclistas que hirieron a José Muñoz y Diego Buschiazzo el lunes 7 de diciembre pasado en Paraná

La investigación por la balacera que hirió a dos hombres el lunes 7 de diciembre en la intersección de Vucetich y Soler, del barrio Villa Sarmiento de Paraná, avanzó hasta un punto importante, pero luego se estancó en la falta de elementos que permitan identificar a los dos atacantes.

Se trata de dos sujetos que iban en una moto con cascos colocados, quienes pasaron y dispararon con una pistola calibre 9 milímetros una veintena de veces. El blanco del ataque fue José Muñoz, quien recibió al menos cuatro balazos de la cintura para abajo. Pero un proyectil impactó en el cuello de Diego Buschiazzo, de 30 años, que estaba comprando leña en un comercio de la esquina, y aún hoy sigue peleando por vivir.

Las pruebas científicas y otros datos orientaron las sospechas hacia integrantes de la barra de Patronato y de la banda del barrio Municipal, quienes tienen cuentas pendientes con un hermano de Muñoz, conocido como Carao. Además, el arma con la que dispararon es la misma que fue utilizada en el tiroteo contra la Policía en el partido de Patronato con Instituto el 25 de noviembre.

Pero los testigos presenciales no pudieron precisar características de los motociclistas. Además, cuando Muñoz declaró en el hospital ante el fiscal que lleva adelante la investigación, Juan Francisco Ramírez Montrull, no colaboró con el esclarecimiento del hecho, dijo que tampoco sabe quiénes le dispararon y que tampoco entiende porqué buscaban herirlo. Solo expresó su temor y ni bien recibió el alta se fue a Santa Fe, ciudad donde vive.

Se esperan los resultados de otras pruebas que están siendo analizadas por la Dirección Criminalística, y que los investigadores logren algún testimonio que permita develar los nombres de quienes sembraron el terror en Villa Sarmiento aquella tarde, y dejaron a una familia sumida en la angustia desde hace ocho días.

Diego Buschiazzo, jugador del equipo de fútbol del Club  Instituto de Paraná, permanece internado en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital San Martín. El lunes 7 ingresó muy grave, lo estabilizaron, tuvo una leve mejoría y luego un coágulo en el cerebro durante una operación complicó todo y lo dejó muy grave. Ayer le realizaban una nueva tomografía y esperaban su evolución para despertarlo.
 

Comentarios