La Provincia
Viernes 31 de Julio de 2015

Piden ayuda para una familia que vive en condiciones de extrema precariedad en el camping de Villa Urquiza

Docentes de la escuela N° 36 recolectan alimentos y abrigo para una pareja con cuatro chicos desde hace tres años. Tres de los niños son alumnos de la institución. Directivos solicitan a las autoridades una vivienda para la familia carenciada. 

Desde hace tres años una pareja y sus cuatro hijos viven en un quincho del camping municipal de Villa Urquiza, en condiciones de extrema precariedad y pobreza. Cocinan en las parrillas municipales y a falta de paredes, colocaron plásticos que los preservan del viento y del frío, no cuentan con servicios básicos de gas ni agua caliente.

Desde la escuela Nº 36 de doble jornada General Gregorio Aráoz de Lamadrid, a la cual asisten tres de los cuatro niños, han lanzado campañas para recolectar ropa de abrigo, calzado, frazadas, alimentos no perecederos, colchones, elmentos de higiene y de limpieza, pero insisten en la necesidad de proporcionarles una vivienda.

Los chicos tienen 4; 8; 11 y 13 años. Los tres más chicos asisten a la escuela N° 36 y la mayor a una escuela de Paraná. Sus papás realizan changas.

En diálogo con UNO Liliana Rivero, directora del establecimiento educativo, contó que el jueves un grupo de docentes se acercó hasta el camping y les llevaron una provista de alimentos y zapatillas. “Los chicos faltaron los últimos días de clases antes de las vacaciones porque estaban enfermos y ayer uno de ellos, el de 11 años, tenía fiebre”

La docente destacó que la situación de la familia fue motivo, en el mes de mayo, de reunión entre miembros del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), autoridades municipales, del Registro Civil, Policía, la Iglesia local e instituciones educativas.

“En su momento se trabajó con el Copnaf la posibilidad de alquilarles una vivienda, pero hasta el momento esto no se pudo resolver y la familia sigue allí, con estos fríos y los chicos enfermos”, describió la directora.

Rivero explicó que desde hace dos años desde la escuela se realiza un trabajo constante para que los chicos no dejen de asistir a clases, incluso acordaron con el municipio que los días en que faltan desde la comuna se envíe un vehículo a buscarlos. “Somos una escuela doble jornada, por eso se les garantiza a los chicos además de actividades curriculares y extracurriculares, el almuerzo, la merienda y un espacio protegido. El problema se da cuando vuelven al lugar que tienen como casa, porque no tienen las condiciones mínimas de infraestructura”, explicó.

“Nosotros como institución y como vecinos intentamos ayudar y por eso lanzamos la colecta, pero la solución de fondo debe venir del Estado. No podemos entender porqué desde el municipio, la Provincia y Nación no puede destinarse una ayuda a una familia que vive en la miseria”, detalló.

Más allá de la situación extrema de la familia, hay otro punto a tener en cuenta y es que Villa Urquiza tiene como principales fuentes de trabajo y economia la producción agropecuaria y el turismo. El quincho en el que habita esta familia, oriunda de Paraná, es uno de los dos espacios techados que se les ofrece a los turistas que, sobre todo en verano, visitan la localidad.

Quienes quieran colaborar pueden comunicarse al 4872282.


 

Comentarios