La Provincia
Miércoles 13 de Abril de 2016

Piden atención a la problemática de personas en situación de calle

La cuestión se agrava cuando llegan los días más fríos. En la actualidad no hay un lugar que albergue al grueso de una población excluida 

Cada vez que comienza a descender la temperatura, recrudece la problemática de quienes por distintas circunstancias no cuentan con un lugar donde vivir, y ni siquiera donde dormir. Y en este contexto, se hace visible la falta de políticas públicas para dar respuesta o al menos para paliar una situación que no se circunscribe solo a la temporada invernal. “Tomamos las cifras de los relevamientos de la Organización Mundial de la Salud y estimamos que hay un 0.03% de personas en situación de calle. Es decir que en Paraná serían entre 800 y 1.000; este es un número que viene en crecimiento desde hace un año y medio”, dijo a UNO Julián Jarupkin, uno de los integrantes de Casa Solidaria, una institución que se formó a partir de una cátedra de la carrera de Psicología de la Universidad Autónoma de Entre Ríos y que promueve la inclusión social con una propuesta que supera al mero asistencialismo, en la que participa un 10% de esta población, o sea, entre 80 y 100 personas.

Si bien en Paraná cada invierno suele disponerse algún espacio que oficia de refugio ante el cruento frío para una parte de la población sin hogar, que complemente de alguna forma la función del hogar Teresa de Calcuta, al que se puede ingresar para pernoctar reuniendo determinados requisitos que excluyen a la mayoría de quienes viven en la calle: ser hombre, mayor de 55 años, y no tener ninguna adicción, este año no existe hasta ahora ninguna certeza de que vayan a abrir alguno. Ni siquiera existe alguna iniciativa por parte del Estado –municipal, provincial o nacional– para paliar la cuestión en estos más de 10 días de lluvia constante, a pesar del pedido de las instituciones que trabajan en esta temática.


Pedido concreto

En la capital provincial se promulgó en 2011 la Ordenanza 8932, que promueve la creación de un programa de asistencia integral para personas en situación de calle. Sin embargo, nunca se puso en práctica. Es por eso que la Defensoría del Pueblo de Paraná presentó notas a la Comuna pidiendo respuestas, y desde principios de marzo mantuvo una serie de reuniones con referentes de áreas de la Municipalidad y del Concejo Deliberante, y también de organismos provinciales; además, estuvieron representantes de Casa Solidaria.

Luis Garay, titular de la Defensoría del Pueblo, señaló: “Hemos pedido con nota del 21 de marzo al Municipio, que nos diga si va a abrir un espacio para que puedan dormir las personas en situación de calle, dado que en octubre se cerró el que había en calle Carbó. A esto hay que abordarlo en forma conjunta pero urgente, y pedimos que nos contesten además cuándo efectivamente se va a reglamentar y se va a poner en práctica la Ordenanza 8932, que tiene que ver con cuál es el protocolo de asistencia y acompañamiento a la gente en situación de calle”. 

Por otra parte, recordó: “Como Defensoría intentamos en su momento sostener una red con todas las instituciones que trabajan con el abordaje de este tema, como fue el Cenador Manolo, la Asociación Israelita, Barriletes, el comedor de Claudio Lagos y otros grupos religiosos que han venido trabajando. Pero es muy difícil sostener redes cuando no encontramos del lado del Estado un acompañamiento. Debe entenderse que las políticas deben provenir de los gobiernos municipal, provincial, nacional; hablamos de situación que se puede cambiar, se puede revertir”.

Por último, sostuvo que esperan volver a reunirse en breve con los referentes del Estado, del Concejo Deliberante y las organizaciones no gubernamentales, y confió en que esperan que haya una resolución al respecto.

***
Peligra la continuidad de Casa  Solidaria

La labor de Casa Solidaria surgió hace más de seis años, con resultados alentadores. Sin embargo, la falta recursos materiales y humanos hicieron que sus integrantes planteen la posibilidad de no seguir adelante. El gran esfuerzo que realizan precisa del apoyo gubernamental. “Seguimos reuniéndonos con organismos que nos parecen pertinentes. Hemos intentado retomar lazos con el gobierno provincial, pero los recursos son escasos y subsidiarios y eso no sirve. Somos una asociación que no tiene fines de lucro, y no se contempla la profesionalidad de la personas que trabajan en Casa Solidaria. Eso quitan fuerzas y limita mucho”, explicó Julián Jarupkin, uno de sus referentes.

“Hicimos un convenio con Casa Solidaria, que tiene un dispositivo muy importante de trabajo y contempla la dignidad de las personas en situación de calle, que se plantea escucharlos, ver qué les esta pasando. Porque hay un motivo, un porqué de esa situación, una historia familiar, siempre hay un quiebre social que tienen que ver con historias de vida de cada una de estas personas”, señaló a UNO Luis Garay, defensor del Pueblo de Paraná, quien comentó: “Hoy lamentablemente Casa Solidaria sufre las consecuencias de no tener un apoyo estatal acorde a la tarea que están haciendo. Entendemos que con un voluntariado no alcanza, tiene que ser el Estado el que tome el trabajo de atender la problemática de las personas en situación de calle”. 

“Es un tema social importante y no lo estamos viendo; lo estamos naturalizando. Quienes están en la calle sienten que no sirven para nada y para poder insertarse en la sociedad hay que dejar de relegados de la comunidad, incluirlos socialmente, y esta es la tarea que viene realizando Casa Solidaria”, concluyó.

***
“Debería haber un lugar permanente”

En la actualidad no existe un lugar donde la mayoría de las personas en situación de calle puedan pernoctar. “Tendría que haber un lugar permanente, que es lo hemos intentado”, dijo a UNO Julián Jarupkin, quien consideró que debe ser un espacio con profesionales que atiendan las problemáticas particulares para que quienes atraviesan las diferentes dificultades vinculadas a esta situación pueda salir adelante: “No debe tener características de refugio, sino de trinchera para fortalecerse y salir a la lucha diaria. Lo venimos reclamando y lo vamos a seguir haciendo”.

Por último, aseguró: “Es necesario visibilizar las situaciones. Hoy no hay vistas de abrir un lugar. No me quiero imaginar cómo están las personas que viven en la calle estos días de lluvia”.

Comentarios