La Provincia
Lunes 23 de Mayo de 2016

Peritarán las cartas que Ilarraz enviaba a sus víctimas en 1996

Se trata de la correspondencia que el cura intercambió con los denunciantes en 1996. El trámite se producirá entre hoy y mañana  

Una medida que estaba pendiente de producir se concretará finalmente entre hoy y mañana en Tribunales, en el marco de la causa que se tramita contra el cura Justo Ilarraz por los abusos denunciados por siete exseminaristas. Según confirmó a UNO la querellante Rosario Romero, se trata de la ampliación de una pericia asociada a la correspondencia que presentó en su momento la defensa, con la cual buscaba demostrar el vínculo que habría existido entre los denunciantes y el acusado, incluso mucho tiempo después de los hechos que se investigan. En un primer momento los querellantes se habían opuesto a esta nueva pericia, porque entendían que se revictimizaba a los denunciantes y que en cierta forma se buscaba dilatar el avance de la causa.    Los integrantes del cuerpo médico forense evaluarán no solamente el material epistolar, sino que también se abocarán a analizar algunas partes del expediente que acumula más de 100 fojas.

Sin las víctimas
A pedido de los querellantes, la tarea de los forenses se hará en base a los interrogatorios que en su momento hicieron las partes y sin la presencia de las víctimas. Los forenses recurrirán al expediente, en la búsqueda de  las actuaciones referidas a la cartas que Ilarraz envió a tres de las siete víctimas, desoyendo el decreto de la Iglesia que había impuesto evitar cualquier tipo de comunicación con las víctimas, “mientras el Tribunal del Vicariato de Roma sustancia el proceso y decide en el juicio que se le sigue a raíz de esta conducta”. La resolución aludía al juicio diocesano que ordenó el exarzobispo y actual cardenal, Estanislao Karlic, en 1996. Las misivas había sido presentadas como prueba en abril de 2015 por la defensa, para cuestionar la veracidad de los testimonios de los denunciantes.

“Las pericias favorecen a las víctimas, en ellas se demostró que fueron coherentes, que no son mendaces, que su relato es lógico. Entonces creemos que esta nueva pericia los va a favorecer”, sostuvo en diálogo con UNO la querellante Rosario Romero.

Según la abogada, el defensor puso reparos en la labor de los peritos, pero estimó que los profesionales van a ratificar su postura.

“No es contradictorio que hayan escrito esas cartas, ya que fueron seducidos por el abusador: éste confunde a las víctimas”, razonó.
La producción de este material probatorio se concretará entre hoy y mañana, aunque la querella y la Fiscalía consideran que están agotadas todas las medidas necesarias para requerir la elevación a juicio oral y público. Es que, salvo la defensa, todas las partes entienden que esas pruebas se podrían hacer durante el debate. La causa penal que se inició de oficio en 2012, ya lleva casi cuatro años de tramitación, ya que debió enfrentar varios obstáculos tales como los planteos de prescripción, las diferentes instancias de apelación y el envío del expediente a la Corte donde se debe resolver un recurso extraordinario federal promovido por la defensa.
Así las cosas, tanto la querella como el Procurador General, Jorge García, pronosticaron que Ilarraz finalmente será llevado a juicio en agosto de este año.

Gervasoni, a juicio
Mario Gervasoni, el secretario privado del arzobispo de Paraná Juan Alberto Puiggari, quien fue imputado por el delito de falso testimonio, podría conocer su suerte procesal en los próximos días. Fuentes allegadas a la investigación indicaron a UNO que el imputado no habría aceptado la propuesta de suspensión de juicio, por lo que en el corto plazo se resolvería la fecha del debate, en una causa paralela al caso Ilarraz.

Comentarios