Accidente vial
Viernes 08 de Julio de 2016

Pericia caligráfica complicó a Vitali con el robo de armas

Según pudo conocer UNO, Vitali realizó una escritura sobre un papel que fue estudiado por un experto en Caligrafía que le informó al fiscal Ignacio Aramberry que el cuerpo de escritura es similar.

El perito balístico del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Antonio Daniel Vitali, quedó severamente comprometido con el robo y venta de armas que estaban bajo la órbita del Poder Judicial.

La pericia caligráfica para determinar si Vitali escribió las anotaciones que constan en un papel secuestrado en la casa de Maximiliano Bertoni dio positivo. En dicho papel está consignado el valor de venta de las armas de fuego que se robaban del depósito de Tribunales. Bertoni había dicho en su declaración indagatoria que las anotaciones las había realizado Vitali, quien lo negó. Con esta prueba irrefutable la situación del exhombre fuerte de la Policía quedó severamente complicada.

Vitali, que permanece detenido en su casa acusado de ser la cabeza de una organización que robaba y vendía armas, fue señalado por Bertoni, quien trabajaba también en la Justicia pero en el Departamento Médico Forense como el cabecilla de la organización.

Según pudo conocer UNO, Vitali realizó una escritura sobre un papel que fue estudiado por un experto en Caligrafía que le informó al fiscal Ignacio Aramberry que el cuerpo de escritura es similar.

Por otra parte, UNO supo que la División Robos y Hurtos logró secuestrar armas que habían sido robadas en Tribunales y vendidas a vecinos de Paraná. Uno de los detenidos contó que le compró un arma de fuego a Bertoni y se la vendió a un pollero de la ciudad, quien entregó el arma a la Policía apenas llegó a su negocio.

Con el resultado de la pericia, Bertoni, quien está detenido en su casa, demostró que sus dichos son veraces. El exempleado de Tribunales declaró que el perito del STJ era el responsable de la organización que llegó a obtener ganancias superiores a los 150.000 pesos por la venta de armas a delincuentes de la ciudad de Paraná. Es más, afirmó que una vez le entregó de una sola venta 50.000 pesos. Además el empleado del Departamento Médico Forense confesó que Vitali le entregaba las armas que sacaban de Tribunales. Precisó que durante cuatro años vendieron armas.

Comentarios