Policiales
Sábado 26 de Diciembre de 2015

Perdió falanges al explotarle un petardo en la mano

Un niño de 12 años tuvo el accidente en San Salvador. En Paraná hubo otros tres chicos quemados

Cuatro niños han sido las víctimas del uso imprudente de pirotecnia en los festejos previos y posteriores a la Navidad, según lo registrado en la Guardia del hospital San Roque, que recibieron pacientes tanto desde la ciudad de Paraná como también del interior de la provincia.
En la localidad de San Salvador sucedió el caso más grave de todos, donde un chico de 12 años perdió partes de los dedos de una mano cuando manipulaba un petardo.
El hecho ocurrió minutos antes de la medianoche, alrededor de las 23.30, cuando el chico sufrió la explosión del elemento pirotécnico que sostenía en su mano derecha. Fue trasladado por sus familiares desde calle Teniente Gutiérrez hacia el hospital San Miguel de la localidad. Pero desde allí, debido a la gravedad de las heridas que observó el personal que lo asistió, fue derivado al San Roque de Paraná. Los médicos constataron la amputación traumática de falanges distales de la mano derecha (las que están en los extremos de los dedos) y una herida en la palma. El chico permanecía internado en el nosocomio de la capital provincial en observación.
En tanto que en el mismo hospital se registró, entre la noche del jueves y la madrugada de ayer, el ingreso de otros tres niños por quemaduras. A las 21.30 un chico de 12 años jugaba con amigos con pirotecnia en calle Mantegazza cuando un petardo explotó en su mano. Algo similar ocurrió en calle Soldado Bordón, donde la víctima fue un niño de 11 años, que también fue trasladado por sus padres al San Roque. En ambos casos, los médicos de la Guardia los asistieron, les practicaron las curaciones necesarias y luego fueron dados de alta y regresaron a sus domicilios.
Por último, a las 3.45, otro chico de 11 años también ingresó de urgencia al hospital, ya que minutos antes había sufrido un accidente cuando manipulaba un petardo. La explosión del mismo le ocasionó quemaduras en ambas manos de distinta gravedad. Luego de la asistencia médica también fue dado de alta.
Festejos sin disturbios
En la ciudad de Paraná, según se informó desde la Jefatura Departamental, se vivió una noche con festejos sin incidentes. El amplio despliegue de policías por distintos barrios y zonas de aglomeración de personas, ganó en tranquilidad. En el Thompson, el Rosedal y el Puerto hubo concentración, desarrollo y desconcentración sin problemas.

Comentarios