Pais
Sábado 24 de Octubre de 2015

Perdidos en el Atlántico: vínculos con la política y problemas con la Justicia

Raúl Enríquez, su hijo Pablo Sebastián y el escribano Raúl Echevarría tiene historias parecidas y diferentes. Están desaparecidos desde hace más de tres meses.

Raúl Oscar Enríquez, su hijo Pablo Sebastián y el escribano Raúl Echevarría están desaparecidos desde hace casi 100 días. Intentaba atravesar el océano Atlántico a bordo de un velero con el objetivo de llegar a las islas Azores. 

Enríquez padre es ingeniero naval y en 2003 fue candidato a intendente de Bariloche por la Alianza ARI 2003. Anteriormente había presidido la Junta Vecinal del barrio Lomas de Monteverde y, además, fue miembro de los consejos de Seguridad e Higiene. 

Echevarría son dos personas con fuertes vínculos con la política, ya que el escribano fue presidente del bloque de diputados del Partido Justicialista entre 1983 y 1985 y también se postuló para intendente de la ciudad rionegrina. 

Además, el escribano tiene su costado oscuro, ya que a finales de los 90 fue condenado a diez años de inhabilitación y tres años de prisión en suspenso por una causa conocida como de los sellos truchos, que provocó un perjuicio económico a la provincia de Río Negro por un total de 750 mil dólares. Fue acusado de cobrar más de 60 sellos de los contribuyentes sin haber ingresado los aportes, informó el portal Bariloche 2000. 

Fue condenado y excarcelado en 2000. No obstante, un nuevo tribunal constituido en 2003 para revisar el caso lo condenó en un segundo juicio. En 2009 la Justicia ratificó la condena, pero Echevarría ya se había afincado en España en 2004. Fue detenido en Marbella, pero luego fue liberado por prescripción de la causa. 

Por último, Pablo Enríquez es hijo de Raúl y de la consejera de la Cooperativa de Electricidad Bariloche, Ángela Mihailov. También es ingeniero naval. Es egresado de la Universidad Tecnología Nacional (UTN) en Buenos Aires, para luego retornar a su ciudad natal.

Comentarios