Policiales
Jueves 12 de Noviembre de 2015

Pedofilia en Paraná: habría cientos de videos de abusos a menores

Podría ser la causa más grave por abuso infantil, y recién empieza. El detenido se abstuvo de declarar

La investigación del tráfico de videos de violaciones a niños y niñas, que derivó en la detención de un hombre en Paraná, ya es una de las más graves que haya existido en la Justicia entrerriana. Llevó varios años hasta dar con el sospechoso y poder secuestrar el material informático que contiene las pruebas principales. Pero entre quienes llevan adelante la pesquisa, se cree que esto es la punta del ovillo y no se sabe hasta dónde se puede extender, tanto respecto de los que podrían tener incumbencia en los abusos como en la cantidad de víctimas, que llegan al menos a nueve, de entre 3 y 12 años.

El hombre de 36 años detenido el lunes en Churruarín y Ayacucho fue indagado por la jueza de Transición N° 2 Paola Firpo, y se abstuvo de declarar. Es acusado por la fiscal Laura Cattaneo y asistido por la defensora oficial Alejandra Álvarez. Cuando le informaron que quedaba detenido con prisión preventiva en la cárcel de Paraná, ni se inmutó.

Ayer comenzaron las declaraciones testimoniales. El personal policial de la Dirección Inteligencia Criminal fue citado ante la jueza y dio precisiones sobre el material secuestrado que está siendo analizado. A su vez, la fiscal es asistida por especialistas y técnicos informáticos para el análisis de las pruebas.

Hay computadoras, cámaras fotográficas, celulares, pendrives y memorias, que contienen filmaciones caseras de los abusos sexuales, que ocuparían cientos de gigabytes de memoria, por lo que se estima que también son centenares los videos. El detenido está seriamente comprometido ya que se observa en algunos de los videos cometiendo violaciones. Además, se evidencia que una parte de los mismos fueron en su vivienda. En este sentido, se remarcó que muchos fueron en otros lugares que habrá que determinar, para ubicar a otros posibles autores de las violaciones y cómplices de la producción del material fílmico.

Otro dato que se pudo conocer es que entre los elementos secuestrados también se encuentra una especie de instructivo para iniciar a menores como víctimas de abuso sexual.

La investigación se inició en 2012, cuando Facebook Security advirtió a la Justicia argentina sobre la circulación del material pornográfico. Al surgir que las cuentas de la red social (ocho en total, una de ellas con la identidad del detenido) eran abiertas en lugares de Paraná, el Ministerio Público Fiscal de la Nación derivó la causa para ser investigada por la Justicia entrerriana, donde tuvo varios avatares. Solo se contaba con el nombre y la foto del sospechoso, por lo que costó dar con su paradero. En agosto de 2014 la jueza Firpo ordenó algunas medidas y así la paciente pesquisa llevó a la detención del acusado y al hallazgo de los videos.

Los abusos no habrían sido cometidos solo hace unos años cuando Facebook detectó el tráfico de los videos, sino que podrían haber continuado hasta la actualidad.

Según se informó a UNO, hoy será un día clave en la investigación judicial, ya que se instrumentarán medidas tendientes a la identificación de las víctimas. Se trata de nueve menores de entre 3 y 12 años, en su mayoría niñas. Al detenido se le imputa el delito de Corrupción de menores, agravado por ser las víctimas menores de 13 años, en forma reiterada.
 

Comentarios