Ovacion
Domingo 28 de Junio de 2015

Patronato: La regularidad es clave en su andar

La campaña de Patronato en 2015 se sustenta en el equilibrio de producción y también de resultados.

En la buena campaña que viene desarrollando Patronato en la temporada 2015 de la Primera B Nacional, no hay casualidades. Existen razones, causas que hacen que el Rojinegro sume 38 puntos sobre los 60 disputados y hoy ostente la condición de escolta; tres puntos por debajo del único puntero que es Santamarina de Tandil.
Si de rachas se trata la más negativa fue la del arranque del certamen cuando estuvo las tres primeras fechas sin abrazarse al éxito –dos empates y una derrota–.
Su mejor serie invicta –la más extensa desde su ascenso a la Primera B Nacional en 2010– se dio entre la 10ª y 19ª jornada. En ese lapso de 10 cotejos sin reveses hubo siete victorias y tres igualdades.
En calidad de local, registra 10 presentaciones con siete triunfos, dos derrotas y un empate.
Jugando en 10 ocasiones fuera del Presbítero Bartolomé Grella, logró sumar de a tres en cuatro oportunidades; empató en igual cantidad de veces y cayó en las dos restantes.
Su mayor goleada se registró en la sexta fecha, actuando en su casa, cuando superó claramente a Unión de Mar del Plata por 4 a 0.
Juventud Unida de Gualeguaychú en el acto número 20, le propinó la derrota por mayor margen en la Comarca Santa, ganándole 2 a 1.
En 20 presentaciones Patrón registra 30 goles a favor y 12 en contra.

Diego Jara es el máximo artillero con cinco conquistas. Luego se ubica Matías Quiroga con cuatro anotaciones hasta el momento.

Las claves
El protagonismo
Más allá de que pueda salirle o no, Patronato tanto de local o visitante intenta desplegar el mismo juego. Se para mirando el arco contrario. En contadas excepciones –Los Andes, Gimnasia (M) e Instituto– fue superado en el juego por sus rivales. Que sea el segundo de los equipos más goleadores del certamen –solo lo supera Santamarina– avala su postura ofensiva.
La tenencia
La prédica de Iván Delfino desde su llegada a la conducción técnica de Patronato fue la imperiosa necesidad de trabajar los partidos, en base a la tenencia de pelota. El equipo Rojinegro construye, generalmente su idea de ataque en base al control de la pelota. Otro argumento ofensivo es el trabajo o aprovechamiento de la segunda pelota. Argumentos que apuntalan la gran campaña.

El equilibrio
Más allá de ser un equipo que sale a jugar y atacar, pocas veces se pudo hablar de un Patronato desequilibrado, regalando espacios para que el rival lo lastime –el segundo tiempo con Juventud Unida puede considerarse la excepción–. Los apenas 12 goles recibidos en 20 presentaciones son una muestra de la consistencia defensiva y el equilibrio colectivo que distingue al conjunto Rojinegro.

 

Comentarios